2019/03/26 08:10:28 http://notigram.com

La buena fe de AMLO

Autor:
Sección: Zona de Debate
13/02/19 6:01 am

275665

1

Por: Luis Alberto Jorge López Chávez

Esta semana, el Presidente de la República estará pisando suelo duranguense, dentro de su ajetreada agenda resalta la visita que hará al municipio de Pueblo Nuevo, región serrana del estado de Durango con bastos recursos naturales en la que dará arranque al programa federal “Sembrando Vida”.

Dicho programa se pretende implementar como un estimulo al campo mexicano sembrando arboles frutales y maderables, en los primeros se intercalarán milpas, esto se llevará a cabo en las tierras de pequeños productores que cumplan con las especificaciones necesarias, la intención es combatir la deforestación y al mismo tiempo inyectar recursos a las zonas rurales del país. La propuesta suena alentadora el campo debe ser prioridad y necesita atención y recursos, no obstante, tiene un punto débil al que se le debe de poner atención para evitar las malinterpretaciones.

A cambio de la siembra se le dará a cada pequeño productor la cantidad de cinco mil pesos mensuales, y se busca beneficiar a 400 mil campesinos en los próximos dos años sembrando más de un millón de hectáreas, además del apoyo económico existe el superávit de lo producido en recurso maderable, el principal problema de esta propuesta radica en el hecho de dar un monto en efectivo al beneficiario, esperando que éste lo reinvierta para la producción de la tierra, no es que no se confié en la capacidad de administración del campesino, pero la realidad se puede palpar en las experiencias pasadas en programas como PROCAMPO en el que se entregaba un cheque con esa intención y terminaba invertido en saciar la sed de los productores a costa de bebidas etílicas.

No es que todos los campesinos a los que se les apoya lo hagan, pero sí existe un gran numero, el suficiente, para que el gasto millonario del erario no se haya visto reflejado en una mayor productividad agrícola a nivel nacional en los años recientes.

Aprendiendo de los errores del pasado se pueden implementar otras estrategias como la entrega en especie de apoyos como semilla o el apoyo en infraestructura para impulsar un desarrollo real y plausible, o en todo caso una supervisión estricta de la aplicación correcta d de ese recurso.

Escuché declarar en días recientes a la senadora Margarita Valdez diciendo que esperaba que el recurso otorgado no se fuera a gastar en “bebidas espirituosas” y tiene razón, sin embargo no se puede fiar solamente a la buena fe de las personas, tanto el Presidente, como el Gobierno federal deben de estar conscientes que no porque tengan un gran apoyo popular, sus buenas intenciones en automático permeen a la sociedad, las malas practicas y la corrupción no terminan por decreto ni por arte de magia, es un proceso que se debe de dar desde la base de la sociedad implementando estrategias que deberán trascender sexenios e incluso generaciones.

La buena fe del Presidente se reconoce, pero debe saber que se necesita mas que eso para lograr un cambio profundo en las estructuras sociales, y que no se malinterprete su apoyo en efectivo como caja chica de un posible bono electoral para el futuro.

Twitter: @Luislopezdgo

 

Reacciones:

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.