Cuidado con las redes sociales

Publicado el: 11 de septiembre del 2017 a las 01:00 pm . Por isaacrivera

Las redes sociales son unas herramientas fantásticas para comunicarse, informarse e incluso divertirse, pero también representan un gran peligro, sobre todo para los más jóvenes.

Aunque pueda parecer un soporte destinado simplemente al entretenimiento o la absorción de información, es precisamente a través de otra de sus facetas, como la interacción con otros usuarios, donde se esconde el mayor y principal de sus peligros.

Entre los riesgos que supone Internet y que pueden producirse vía online asociados al uso de las redes sociales, se destacan:

Sexting: Publicación de fotografías con fines “sexuales” o de “coqueteo” publicadas.

Grooming: Acciones emprendidas por un adulto para ganarse la confianza de un menor y tratar de conseguir una cita para abusar sexualmente de él, extorsionarlo o incitar al sexting, entre otras acciones.

Ciberbullying: Ciberacoso psicológico entre los menores usando los canales sociales y de mensajería.

Hacking: Suplantación de la identidad al acceder a las cuentas o perfiles de los menores.

Phishing: Obtención de datos personales a través de web ficticias con el fin de realizar hacking sobre alguna persona.

Son muchos los riesgos que acarrea el uso de Internet, por lo que estos son algunos consejos para hacer buen uso de las redes sociales.

Hoy en día aunque los principales problemas de la web surgen en las redes sociales, las más populares son: Facebook, Twitter, Instagram, Pinterest, Foursquare (Swarm), Youtube, Google+ y Linkedin, también existen algunas de las aplicaciones que se están popularizando entre los jóvenes (y no tan jóvenes), que podríamos catalogar de “ligoteo” como es el caso de Tinder, Badoo o Lovoo.

Todas ellas hacen uso del sistema de geolocalización de nuestro smartphone para mostrar al otro usuario el lugar aproximado en el que este se encuentra y la distancia que existe entre ambos, lo que representa uno de los principales riesgos de seguridad.

Cada una de las redes sociales tiene una funcionalidad, un tipo de relación, un tipo de conversación y unas características, por tanto diferentes riesgos, pero a pesar de ello se pueden establecer una serie de recomendaciones comunes:

  • Ser discreto: no dar datos personales.
  • No creerse todo lo que se lee.
  • Pensar dos veces antes de escribir.
  • Hacer un uso responsable y/o “profesional”.
  • Estar siempre alerta ante posibles comportamientos extraños.
  • Comprobar la configuración de privacidad en todas y cada una de nuestras redes y apps.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *