El origen del “OK”

Publicado el: 8 de marzo del 2017 a las 12:10 pm . Por GonzaloMartínez

En México es común que cuando alguien quiere afirmar algo diga “OK” y en otros ámbitos, como en las oficinas, se han popularizado frases como “necesito tu OK” para solicitar la aprobación de algún documento o proceso.

¿Pero de dónde viene esta frase que usamos tan seguido y prácticamente sin darnos cuenta que hasta la pronunciamos en inglés? No hay un origen histórico comprobado, más bien hay muchas versiones y aquí te compartimos cinco de ellas.

Autos

Una versión cuenta que cuando Henrry Ford fundó su fábrica de autos, el encargado del control de calidad era alguien llamado Otto Kaisser, por lo que todos los coches que pasaban por su supervisión salían con las siglas “OK” para indicar que no había ningún problema con ellos.

Depende quién la cuente, pero esa misma historia puede ser contada cambiando la maraca por Mercedes Benz y por cualquier nombre cuyas iniciales sean “OK”.

Telégrafos

Otra anécdota que también tiene que ver con calidad, dice que en la época del telégrafo eran comunes los errores porque no todos los telegrafistas conocían a fondo el código morse.

Sin embargo, había alguien de nombre Óscar Kevin (o cualquier otro con esas iniciales) que vivía en alguna ciudad de Estados Unidos y que era un telegrafista experto, por lo que cuando el telegrama estaba firmado por “O.K.”, era garantía de que estaba escrito correctamente.

Box

También hay una historia que dice que, simplemente, OK es la versión al revés de K.O., es decir “Knock Out”, que es la frase que se usa en el box para señalar que el contrario fue vencido antes del límite de rounds por los que fue pactada la pelea.

Así, estar OK, sería lo contrario de Knock Out, o sea que no está vencido, sino que se siente bien.

Griego

Una más: se dice que en el siglo XIX, cuando llegaban los barcos griegos al puerto de Nueva York (o cualquier otro), las cajas que se descargaban eran marcadas con las iniciales OK, que significaban “olá kalá”, es decir, “todo bien”.

Ejército

Pero la versión más aceptada dice que, en el siglo 19, cuando el ejército estadounidense no tenía bajas en alguna batalla, en el reporte respectivo se hacían la abreviación de la frase “cero muertos”, es decir, “‘ou’ killed” (pronunciando el cero como “ou”) y se escribía OK.

De tal forma, OK significaba que no habían tenido bajas en la batalla y que todos estaban con vida.

Estos son algunos de los presuntos orígenes del famoso “OK”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *