Señales de que tu novio será un buen esposo

Publicado el: 21 de julio del 2017 a las 12:08 pm . Por brendamora

El matrimonio es un compromiso para toda la vida. Esto no sólo significa un futuro distante, sino también el trato cotidiano y los sucesos que afectan cada aspecto de una persona.

A veces sólo es cuestión de tiempo para alcanzar todo lo que necesita, pero algunas características de un hombre con quien puedas pasar toda tu vida saltan a la vista de inmediato. Si quieres una pista de cómo sería tu matrimonio con tu novio, puedes guiarte con los siguientes puntos.

1.- Le interesa la familia: Casarse implica formar una familia independiente y nueva, así sean solo ustedes dos o tengan hijos. Si tu novio valora el tiempo familiar, le gusta pasar tiempo con sus parientes, los apoya y se interesa en ellos, es probable que demuestre el mismo interés por su futuro hogar.

También puedes darte cuenta por la forma en que se relaciona, a través de ti o en persona, con tu familia. Si te anima a llevar una relación armoniosa con tus seres queridos es porque le preocupa que te sientas cómoda con ellos. Y si se une a tus actividades familiares, está más que listo para que lo consideres parte de este grupo selecto con el que compartes tu vida.

Ser unido con su familia no significa que viva pegado a su mamá, sino que tenga un trato saludable y cordial con las personas más cercanas y significativas para él y que comprenda lo valioso e importante de estas relaciones.

2.- Comparten los mismos valores: Aunque suene trilladísimo, recuerda la sabia frase de Antoine de Saint-Exupéry: “El amor no consiste en mirar al otro, sino en mirar juntos a la misma dirección”. Esto significa que deben coincidir en los valores éticos, morales y espirituales que estén más presentes en sus vidas.

Y sí, esto es posible incluso cuando no pertenezcan a la misma religión o se dediquen a cosas distintas o hayan crecido en lugares diferentes. Ya que estarán juntos toda la vida, su visión de lo que quieren para el futuro debe ser lo más cercana posible a la del otro.

También deben estar de acuerdo en las cualidades que más valoran en los demás, en ustedes mismos y en las que practican diariamente, así como las formas en las que solucionarían crisis de cualquier tipo si se presentaran.

3.- Está en equilibrio: Para que tu novio sea un buen esposo debe buscar (y de preferencia haber encontrado) un equilibrio personal que le permita llevar una vida saludable y satisfactoria para él. La estabilidad personal es imprescindible para formar una familia y, aunque no es fácil de conseguir ni de mantener, debe haber una determinación por construirla y solventarla.

Así, es importante que ambos tengan una posición económica, familiar, espiritual y mental lo más equilibrada y sólida posible, para que su nuevo hogar empiece con el pie derecho. Y eso nos lleva al siguiente punto.

4.- Es más que una buena compañía: Una pareja es más que una buena compañía, más que alguien con quien te diviertes o por quien sientes cariño. Tu futuro esposo debe apoyarte para que cumplas tus metas, debe comprenderte y apreciarte por quien eres y por todo lo que haces. En el entendido de una relación perfecta, ambos deberían poder contarse cualquier cosa y no juzgarse. Asimismo, estar presentes en los buenos y en los malos momentos, poder aconsejarse y divertirse juntos y cuidar el uno del otro.

5.- Puedes confiar plenamente en él: Confianza y comunicación son los ingredientes para una buena relación. Si tu novio confía en ti y tú puedes confiar en que cumplirá sus promesas, en que te dice la verdad y en que te apoyará siempre, ¡felicidades: es el indicado! Los compromisos son sólidos cuando se cumplen los proyectos, promesas y planes que van surgiendo, tanto al interior de la relación como en los demás aspectos de sus vidas. Si es una persona confiable, sin duda será un esposo excelente.

6.- Trabaja en su relación: Si muestra interés no solo por mantener su noviazgo, sino por volverlo cada vez más íntimo y favorable para ambos, es muy probable que también muestre respeto e interés por una relación más seria, como lo es el matrimonio. Desde ser detallista hasta saber cuándo disculparse y cómo aceptar una disculpa, el trabajo en su relación debe ser constante para que ambos sientan la suficiente compenetración y compromiso que los llevará a estar juntos toda la vida.

7.- Es sensible: Ser sensible es una cualidad humana poco apreciada en estos tiempos y bastante malentendida. No significa, o al menos no exclusivamente, ver películas románticas o ver un atardecer. Ser sensible implica que está al tanto de tus sentimientos y que los valora, que aprecia la vida y que puede reponerse de las situaciones difíciles. Si tu novio es sensible, seguramente sabrá hacerte reír, aconsejarte, consolarte y ser considerado, ahora y en su futuro hogar.

Recuerda que todas estas cualidades también aplican para ti. ¿Cumples todos estas virtudes? ¿Ambos se respetan y trabajan para que la relación prospere? Entonces ya es hora de ponerse el anillo de compromiso y pasar al siguiente nivel de la relación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *