Por una “selfie” rompió obras de arte valuadas en 200 mil dólares

Publicado el: 17 de julio del 2017 a las 08:04 am . Por YedidFlores

El pasado 11 de julio en la 14th Factory de la ciudad de Los Ángeles, donde se está presentando la exhibición conocida como “Hypercaine”, un par de visitantes ocasionaron toda una tragedia al derribar en total diez piezas de la exhibición, las cuales tienen un valor de 200 mil dólares. ¿La razón? Un selfie.

Las visitantes se encontraba en la galería recorriendo la exhibición de los artistas Simon Birch, Gloria Yu, Gabriel Chan y Jacob Blitzer. La muestra se compone de coronas realizadas con materiales como metales preciosos, mármol, madera, metal y nylon, mismas que están acomodadas en pedestales alineados.

 

El incidente fue captado por una de las cámaras de seguridad de la galería y subido a internet por uno de los amigos de Birch. En el vídeo podemos ver cómo al frente de uno de los pedestales una chica se agacha para tomarse una foto, momento en el que pierde el equilibrio y hace contacto con la columna, provocando una reacción en cadena al más puro estilo de fichas de dominó.

 

 

Según la galería, a pesar de que las piezas de la exhibición cayeron, sólo tres de ellas fueron “permanentemente dañadas”. La responsable del incidente no ha hecho declaraciones al respecto y se espera que cubra los daños, aunque la galería aún no ha confirmando el acuerdo.

‘Hypercaine’ consiste en una exhibición de 60 coronas creadas con diferentes materiales y diseños, los cuales van desde la apariencia clásica que todos conocemos hasta reinvenciones bajo temas alienigenas, de medios de comunicación,

 

sociales y hasta basados en dibujos infantiles. Entre los materiales se ha usado oro, plata y mármol, así como nailon, madera y flores secas.

A pesar de que las diez coronas involucradas en el accidente han sido retiradas, la instalación artística estará disponible hasta finales del mes de julio.

Esta no es la primera vez que un descuido o un acto premeditado terminan por arruinar una pieza de arte, recordemos el acto de vandalismo que sufrió La Pietà, de Miguel Ángel, una de las más grandes atracciones de la Basílica de San Pedro, en el Vaticano.

Otro evento desafortunado fue el que vivió la obra “Practices to suck the world”, de Bernardi Roig, la cual resultó dañada luego de que un hombre, hasta la fecha no identificado, tropezó con la escultura y la tiró, provocándole fuertes daños en la espalda, el cuello y los brazos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *