Verdades que la vida te enseña

Publicado el: 15 de agosto del 2017 a las 08:20 am . Por YedidFlores

La esperanza es lo último que se pierde y la felicidad cuando menos lo busques lo encuentras.

Hay que tener carácter para decir NO y sabiduría para decir SI, cuando sea necesario.

La peor falta de ortografía en nuestra vida, es cuando no le damos el punto final a aquello que nos hace daño.

El mayor error del ser humano, es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón.

Sin respeto, el amor se pierde. Con los celos, el amor es aburrido. Sin honestidad, el amor es triste. Sin confianza, el amor es inestable.

Nadie sabe lo que pierde hasta…….. que se encuentra con algo peor.

Si buscas una pareja que discuta contigo, que te haga dramas y que sea celosa; entonces busca alguien que no se enamore de ti.

Si te hace sonreír, es porque te hace bien. ¡Si te hace bien, no lo dejes escapar!

Esperar vale la pena, pero sólo si la persona que esperas, está luchando por llegar a ti.

Las palabras que más duelen vienen de las personas que más quieres y a veces las que más hieren.

La gran ironía del amor es que quien quieres que te consuele, es la misma persona que te lastimó.

“Lo siento” no es una excusa. “Gracias” no es necesario de decir. “Yo también” nunca quiere decir “Te quiero”.

Las mujeres son infieles por falta de atención, los hombres por falta de sexo. ¡Anótenlo!

Si alguien trae a tu vida más problemas que alegrías, es el momento de indicarle amablemente la puerta de salida.

“Nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes…. ” No es cierto: Siempre lo supiste pero nunca pensaste que lo perderías.

El pasado está ahí para reflexionar, y no para volver a repetirlo.

Ser exitoso no es evitar que te copien, sino en conseguir que todos te quieran copiar.

Disfruta de las cosas pequeñas que te da la vida, puede ser que un día te des cuenta de que eran las más grandes.

Si alguien te promete el cielo tienes que aceptar las nubes grises también.

Lo que se busca se encuentra, lo que se descuida se pierde, así de simple es la vida .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *