Placer total lentamente (Parte 2)

Publicado el: 21 de julio del 2017 a las 08:41 am . Por YedidFlores

Seguimos con este especial para tener un placer de diez. Atrévete a disfrutar más y convertirte en experta de las artes amatorias.

“Sexfulness; Fusió́n total”

En este se busca gozar de un intercambio erótico plenamente consciente. ¡Anímate a probar!

Para ser eficaces también en el sexo debemos concentrarnos en una sola tarea. La clave está en apartar las preocupaciones para concentrarte en tu cuerpo y en el de tu pareja. ¿Cómo? Controlando la respiración, vínculo de unión cuerpo-mente; y es que según sus practicantes se baja el ritmo cerebral, se elimina el parloteo mental y así se favorece una alta excitación.

Te gustará porque…

Al no tener en mente el coito, disfrutarás más del contacto y te sentirás más unida a tu pareja. Además, te ayudará a abrir tu horizonte y a disfrutar de cualquier práctica (quizá te descubras haciendo lo que nunca hubieras imaginado).

Y si tienes problemas de deseo, se esfumarán justo porque no contempla el sexo como obligación. Un cúmulo de bondades y placer.

3 Ideas Hot 

Vive el momento sin obsesionarte: No marques como fin el orgasmo ni la penetración y disfruta cada segundo. A veces el camino es más divertido que la meta, pero no lo saboreamos por concentrarnos en llegar al clímax. Abre tu panorama.

Pon los cinco sentidos: El hombre es más visual y la mujer más auditiva. Pero no nos olvidemos del olfato o el gusto.

En cuanto al tacto, en la mayoría de las ocasiones vamos directo a los genitales y descuidamos zonas como la oreja o los pliegues de la piel. ¿Qué tal si jugueteas con una pluma?

Juega con la respiració́n: Inhala profundo y, cuando sientas que va a llegar el orgasmo, hazlo de un modo más superficial.

Por otro lado, otro truco es empezar respirando lento y acaba con jadeos rápidos. El resultado: un éxtasis más intenso.

 “Yogasmo”
¡El yoga más sexy! Esta variante busca estimular las zonas relacionadas con el éxtasis sexual, tanto en el plano físico como mental.
Promete…
Un estudio publicado en The Journal of Sexual Medicine dice que el 75 por ciento de las mujeres aumentó su libido, excitación, lubricación y orgasmos después de practicar diario, durante tres semanas, 22 posturas de yoga. Y es que el kundalini, por ejemplo, despierta la energía sexual, o el hatha, de origen tántrico, que te guía al séptimo cielo.

Te gustará porque…

Las técnicas de respiración (pranayama) de algunos ejercicios, junto con la activación de unos músculos (bandas), relajan, al mismo tiempo que fortalecen el sistema nervioso.

La consecuencia es que mejora la expansión de los orgasmos y aumenta su duración, por lo que te sentirás, sin duda, en una nube, ya que está comprobado que algunas asanas son capaces de generar una respuesta fisiológica en el cerebro, muy similar a cuando te encuentras enamorada. Mejor no resistirse.

Tus aliados: Crear una atmósfera tranquila, que invite a la intimidad, es básico. Opta por productos con suaves fragancias y ropa que sea fácil de quitar…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *