Alcanza el placer, consigue el orgasmo

Publicado el: 22 de julio del 2017 a las 05:57 am . Por AbrahamMares

¿Frustrada porque no logras disfrutar al máximo de tus relaciones sexuales? ¿Te cuesta llegar al orgasmo? O, peor, ¿nunca has tenido uno? ¡Tranquila!

Libera tus presiones y tus miedos, y empieza a disfrutar como te lo mereces. Aquí cinco trucos infalibles para llegar al orgasmo.

Dejarse llevar

Cuanto más te obsesionas desesperadamente por conseguir algo, no lo consigues. ¡Y menos si se trata de un orgasmo! Para llegar al clímax es necesario relajarse, dejar de lado las presiones y poner nuestro cuerpo y nuestra mente solo al servicio del placer y nada más.

Concibe el sexo como un acto de goce en sí, no como una carrera para llegar al orgasmo y verás que el clímax viene solo, como una consecuencia natural de todas esas sensaciones que vamos experimentando en todo el cuerpo, y con todos nuestros sentidos.

Conocer tus gustos

Quejarse por no poder llegar al orgasmo es muy fácil. Pero, ¿realmente te has puesto a trabajar para conseguirlo? Está comprobado que una mujer alcanza más y mejores orgasmos cuando conoce -de verdad- su propio cuerpo, cuando sabe perfectamente qué es lo que le gusta.

Experimenta. La masturbación es una base para tener relaciones sexuales satisfactorias. Es fundamental que tengas momentos a solas contigo misma: Apaga las luces, piensa en algo que te ponga “hot” y explora tu propio cuerpo.

Juego previo más placentero

Es sabido que las mujeres necesitamos bastante más estimulación que los hombres para alcanzar el clímax. En promedio un hombre llega a su máximo placer en cinco a 10 minutos, mientras que una mujer necesita entre 15 y 20 minutos.

Besos, caricias, masajes, palabras al oído, ¡los necesitamos! Cuantos más, mejor. El clásico juego previo es necesario para lograr el orgasmo femenino.

Posiciones sexuales adecuadas

Posiciones sexuales hay muchísimas, pero algunas ayudan más que otras a que las mujeres tengamos nuestro orgasmo. Las mejores posiciones sexuales para el orgasmo femenino son aquellas que estimulan el clítoris y el punto G como por ejemplo:

Mujer arriba. En esta posición, el control de la profundidad y velocidad de la penetración está en la mujer. Para una mejor estimulación del clítoris, debes apoyarte contra el hueso púbico de tu compañero. Y en vez de moverte de arriba hacia abajo, gira como si quisieras formar un círculo con tu vagina; cada vez que el movimiento es hacia adelante, se estimula el clítoris, y cada vez que es hacia atrás se estimula el punto G.

Perrito. Esta posición tan sexy te asegura una penetración profunda, en la que el pene fricciona el punto G, un tejido altamente sensible situado en la pared frontal de la vagina. La posición del perrito es una de las que más rápido nos hace llegar al clímax.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *