Sexo, naturaleza y medio ambiente

Publicado el: 24 de julio del 2017 a las 08:13 am . Por YedidFlores

¡Ha llegado el verano! Y con la subida de las temperaturas, suben también los deseos de disfrutar como nunca del sexo al aire libre. Calas, bosques frondosos, sinuosas dunas… la naturaleza puede inspirar mil y un escenarios hot para los revolcones veraniegos. Sin embargo, siempre es bueno tomar algunas precauciones para que los pequeños imprevistos no arruinen el momento.

Pero ¿sabes cómo debes cuidarte para no lastimarte o adquirir una infección? Entonces checa estos consejos.

1.- Trata de usar una falda. Esta prenda es cómoda y te facilitará cualquier movimiento que tengas con tu pareja.

2.- Busca un lugar privado. Trata de alejarte lo más que se pueda de miradas indiscretas que te puedan hacer pasar un momento embarazoso.

3.- Checa muy bien el lugar. Las canciones suelen ser muy románticas cuando hablan del aire, del lugar y de las sensaciones que pueden sentirse, pero no dicen nada de piquetes de moscos o animalitos. Así que utiliza repelente.

4.- Cuidado con “la cama”. La naturaleza está llena de texturas desagradables: zacate seco que pica en la piel, hojas y ramas con abundantes espinas, piedritas y arena que dejan rozaduras dolorosas, y plantas venenosas que irritan la piel por semanas. El mejor tendido natural es hojas de pino u otras hojas suaves. Lleva también una sábana o algo que puedas poner en el suelo.

5.- No dejes huella. No olvides una bolsita para recoger la basura que puedas generar, pues no es nada agradable encontrar condones tirados en un lugar natural.
Como hacerlo:
Refresca tu pasión en el río. Estás paseando por el bosque, sofocados por el calor pero maravillados por la belleza del paisaje. De repente, se encuentran con las aguas refrescantes y cristalinas de un río, ¡todo para ustedes! No les hace falta nada más para dar rienda suelta a sus sentidos. Envueltos por la magia del entorno, donde el sexo fluye de manera natural, entrarán en contacto con sus impulsos y deseos más primarios.
¿Preparados para encamarse en un árbol?. Vacaciones, perdidos en el bosque entre majestuosos arboles gigantes… Seguro que el escenario les inspira algún que otro deseo para poner el broche final a un viaje memorable. La fauna y la flora de ese maravilloso espacio desatan su instinto animal.
Bien escondidos detrás de las dunas: Después de un buen baño refrescante, no hay nada más excitante que una escapada erótica, detrás de las dunas… para mezclar las feromonas durante una siesta indecente.
Amor entre las olas. ¡Tomar demasiado el sol es malo para la piel! Así que, ya sabes. Huye del calor y disfruta de un chapuzón en un lugar alejado de miradas ajenas, mecidos por el vaivén de las olas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *