Dale todo…y algo más

Publicado el: 2 de agosto del 2017 a las 08:59 am . Por isaacrivera

Si eres de los que quiere dar todo el placer a tu pareja seguramente no te caería mal una ayuda, pues no todo en la vida es la famosa posición del “misionero” (aunque tenemos que aceptar que nos ha regalado tanto9.

Estas son algunas posturas para que aumentes tu repertorio si tienes ocasión, seguro que a ella le va a gustar.

Cara a cara (o la doma)

El hombre cómodamente sentado recibe a su compañera que se encaja a su cuerpo sentándose también sobre la erección de él.

La mujer puede hacerse desear tomando el pene con la mano y posándolo sobre su vagina haciendo movimientos suaves sobre ella, pero sin introducirlo.

Ella puede controlar la profundidad, así como el ritmo de las embestidas. (Además, tienes acceso directo a sus pechos con tu boca. Aprovecha.)

El candelabro

En la postura del candelabro la mujer está acostada sobre la espalda, con una almohada bajo la cabeza, la pelvis elevada sobre un almohadón situado al borde de la cama. El hombre se encuentra arrodillado en la cama. Ella eleva su parte trasera ofreciéndose así al hombre que la penetra acariciándole las nalgas, zona muy erógena.

Cuando ella levanta las piernas, se estrecha la vagina, haciendo que sea más fácil para ti acertar su punto G.

La plancha

Ella se acuesta boca abajo con una almohada en la pelvis, dando paso a ser penetrada por atrás. Con los dos en esta posición se crea un ajuste muy cómodo. Lo que, en pocas palabras, hace que te sientas “más grande” y ella se siente envuelta por ti en esta posición.

El cartero

La mujer se acuesta sobre su espalda, las nalgas en el borde de la cama. El hombre se encuentra arrodillado en el suelo sobre unos almohadones o de pie y la penetra acariciándole los senos y el clítoris.

El hecho de doblarse por la cintura aprieta sus paredes vaginales y aumenta la intensidad de la fricción. (¿Quieres subir su excitación un nivel más? Con tu mano libre acaricia su clítoris.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *