Dale el mejor orgasmo de su vida (Parte 1)

Publicado el: 21 de agosto del 2017 a las 08:17 am . Por YedidFlores

Cuando se trata de ellos en el sexo, no se habla mucho sobre el orgasmo masculino a pesar de que también puede tener diferentes niveles de intensidad al igual que el de las mujeres.

Resulta que los orgasmos masculinos son más complicados de lo que se piensa e igual requieren de ciertas habilidades y técnicas que las mujeres pueden poner a prueba para provocar un climax igual de espectacular que lo tendrá pidiendo más de ti.

Estos son algunos tips sexuales que puedes poner a prueba en el momento que él menos se lo imagine y la explosión de placer será aún mayor.

Ámalo hasta la muerte… o lo que dure dura: En el fondo, los hombres también buscan en una pareja lo mismo que las mujeres: amor, aceptación e intimidad. Al momento del orgasmo esas necesidades están expuestas.

Una sencilla forma de mostrarle tu unión con él es, cuando te esté penetrando, empújalo hacia ti con fuerza tomándolo del trasero con tus manos, como si quisieras absorberlo por completo, o simplemente acaricia su rostro cuando “se venga”.

Dile que tiene la noche libre: A veces los hombres no pueden tener un orgasmo cuando están muy preocupados por su trabajo o por el placer de su pareja, esto es una forma de privación sensorial voluntaria. Anímalo a disfrutarlo sin preocuparse, dile que esta noche es para él y que puede hacer lo que quiera -siempre y cuando también te haga sentir placer- o acuéstalo y haz que disfrute de un buen “blowjob” como preliminar.

Mantenlo en abstinencia: La abstinencia es el afrodisíaco más poderoso del mundo. “Castígalo” un poco reduciendo sus sesiones sexuales, pero no dejes que la llama se apague, muéstrale un pecho en la mañana, llámale para decirle que tienes ganas de que esté dentro de ti o envíale un sexy mensaje. Cuando notes que no puede más, déjense llevar por el momento y gócenlo.

Aguanta lo más que puedas: Cuando los preliminares como el toqueteo o el sexo oral se prolongan, su área genital se llena de sangre y la presión por liberarla es cada vez mayor. O sea, él conseguirá tener una erección más fuerte. Cuanta más presión, más placer en la liberación ya que las contracciones tienden a durar más tiempo.

Detén su llegada: Ya sabes que entre más largo es el juego previo, más fuerte es el orgasmo, tanto para ellos como para nosotras. Si te colocas arriba, el sentirá el impulso de penetrarte, pero tú puedes detenerlo mientras lo acaricias o le dices ‘cosas sucias’ hasta que no puedas más.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *