El orgasmo doble es posible, encuéntralo (Parte 1)

Publicado el: 8 de septiembre del 2017 a las 05:13 am . Por AbrahamMares

No es ningún secreto, pero merece la pena revisar los datos. Como desveló una reciente encuesta realizada por el Instituto Kinsey de la Universidad de Indiana, las mujeres (especialmente, las heterosexuales) tienen menos orgasmos que los hombres. En concreto, un 61.6 por ciento frente al 85.5 por ciento. Y de éstas, la gran mayoría sólo alcanza el climax mediante la estimulación del clítoris.

El sexo vaginal, el que sirve a algunas afortunadas para llegar al orgasmo gracias al polémico punto G, es más difícil de llevar a buen puerto, y es por ello que muchas parejas prefieren centrarse en lo seguro. Por supuesto, no hay nada de malo en explotar aquellas cosas que funcionan para más gente –más vale pájaro en mano, que ciento volando–, pero en la variedad está la diversión y no deberíamos tener miedo a probar cosas nuevas. Esta que proponemos hoy, puede ser la cereza que necesita tu pastel.

La clave para lograr alcanzar uno de estos orgasmos combinados reside, obviamente, en estimular al mismo tiempo el clítoris y el punto G

Por lo general, solemos considerar el orgasmo vaginal y el clitoridiano como entes separados cuando, en realidad, pueden alcanzarse al mismo tiempo. Cierto, no es sencillo lograr este combo perfecto del placer –y, desde luego, es más difícil que llegar a uno u otro climax por separado; es posible lograrlo con un poco de práctica.

La clave para lograr alcanzar uno de estos orgasmos combinados reside, obviamente, en estimular al mismo tiempo el clítoris y el punto G, algo que puede hacerse de diversas formas, en función del tipo de sexo que vayas a mantener. Estas son las claves:

Mediante la masturbación

La masturbación es la forma más sencilla de alcanzar este orgasmo combinado, pues tendremos una mayor libertad de acción, y, dado que la técnica es un poco complicada, es muy probable que tengamos que practicar nosotros mismos antes de lograr explicar el asunto a nuestra pareja.

Debes empezar estimulando tu clítoris con la mano o un juguete sexual que, más adelante, no requiera de tus extremidades. Cuando empieces a estar a tono, utiliza un consolador especial para el punto G, uno de los juguetes sexuales más populares, cuya pequeña curvatura permite estimular la zona eficazmente. Tienes que estimular las dos zonas erógenas al mismo tiempo hasta que alcances el clímax.

La clave para tener éxito reside en esperar hasta estar lo suficientemente excitada antes de utilizar el consolador, porque el punto G no se manifiesta, por así decirlo, hasta que se está realmente a tono.

Espera la segunda más para conocer las técnicas en el sexo oral y en el coito para alcanzar el orgasmo doble.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *