DEL DICHO AL HECHO

Publicado el: 30 de agosto del 2017 a las 04:52 am . Por mariosolis

Por: Emmanuel Salazar
En un santiamén ha pasado prácticamente un año de la toma de protesta del presidente municipal, José Ramón Enríquez Herrera, en medio de grandes expectativas y avances que parecerían menos ante los diversos momentos que ha vivido el Municipio.
Han sido 12 meses de aprendizaje para la mayoría del equipo que llegó al Gobierno municipal en un proceso en el que por momentos pareciera que los mandos intermedios, aquellos que conjuntamente con los trabajadores de infantería que realmente mueven el Municipio han sido desplazados no necesariamente para bien.
La ciudad en ocasiones luce un tanto deteriorada, abandonada pues hay basura donde antes no había, el pasto se ve desmejorado y en sí hay una especie de desapego a la cobertura de la ciudad.
Cuando los reporteros preguntan se les responde qué tal o cual espacio no le corresponde al Municipio, que la obra no ha sido entregada, que el espacio debe  ser atendido por el Gobierno estatal pues es aún una área no entregada al Municipio, lo cual resulta en ocasiones irrisorio pues en el pasado cercano definitivamente ese argumento no se esgrimía.
Por mucho tiempo he sentido orgullo de Durango, más cuando por cuestiones de trabajo tuve oportunidad de trabajar en varias ciudades del norte del país y pude constatar que nuestra ciudad es un buen sitio para vivir, con buen clima, poco tráfico, traslados que regularmente no pasan de 20, 25 minutos, cuando mucho.
Recuerdo a Hermosillo, por ejemplo, con basura y banquetas totalmente deterioradas a escasas cuadras del Palacio de Gobierno en donde el grafitti era común y la basura ni se diga; ojalá nuestras autoridades no dejen que ocurra eso en nuestra ciudad, y ojalá el comentario se tome como una crítica constructiva que busca retomar ese espacio que medianamente sigue siendo Durango pero que sin duda está en riesgo.
En el primer año de Gobierno, el alcalde tomó una decisión acertada aunque le haya sido difícil, pues después de un par de incidentes relevó al responsable de la Dirección de Finanzas y Administración al que llegó, producto de la inercia de campaña un sujeto sonorense que nunca logró conectar con los duranguenses y que por la providencia divina y sus errores, tuvo que irse y en su lugar llegó un perfil destacado en la figura de Felipe Pereda, quien trajo consigo confianza en esa importante área de Gobierno.
En el primer año de Gobierno, el alcalde logró posicionarse como presidente de la Conferencia Nacional de presidentes municipales, con lo cual encabeza la más amplia red de alcaldes del país, y desde donde logró tender puentes de comunicación con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, el cual puede resultar un aliado importante, por ejemplo, durante la discusión del próximo presupuesto.

En materia de seguridad, el Presidente municipal ha abonado con su trabajo a mantener y evitar una escalada de violencia según se puede constatar en la estadística que maneja el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad, lo cual fue patentizado por el propio titular de la Secretaría de Gobernación en su pasada visita a Durango.

Existe una cantidad considerable de grupos de ciudadanos que se han organizado para crear los comités de seguridad, algunos de los cuales usan teléfonos inteligentes para mantener una red que les permite garantizar su seguridad y que activan células conectadas de manera directa a la Dirección Municipal de Seguridad Pública, según se ha esbozado en el pasado informe que rindieron regidores del PAN, en donde Alejandro Mojica dio detalles de la forma de operar esos grupos de ciudadanos.

LOS DERECHOS HUMANOS

Para muestra un botón, cita un conocido refrán, y en los hechos resulta preocupante que en la Comisión Estatal de los Derechos Humanos se priorice otorgar notificaciones al presunto agresor que a la presunta víctima que 72 horas después de un resolutivo de ese organismo simplemente no tiene de primera mano el cierre de una queja que se presentó contra el extesorero municipal.

Sin mucho ánimo de abonar a la real justicia y luego de por lo menos cinco meses, dicha instancia ha decidido, al parecer, cerrar el caso sin emitir pronunciamiento alguno, aun y cuando se reconoce que el señalado fue todo un caso en su paso por nuestra ciudad.

Y luego por qué no se cree nada en es tipo de instancias.

Comentarios:

@jemmanuelsr

https://emmanuelsalazarblog.wordpress.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *