SENA DE NEGROS… EL PRI BUSCARÁ REFRENDAR LA LEALTAD DE SUS MILITANTES, VÍA EL PAGO DE CUOTAS…

Publicado el: 6 de septiembre del 2017 a las 04:15 am . Por mariosolis

POR: DIONEL SENA

Bajo el argumento de que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) es un instituto político de oposición en Durango, lo que lo hace depender en un cien por ciento de las prerrogativas que le entregan mes con mes las instancias electorales,  su nuevo pastor, Luis Enrique Benítez Ojeda, emprendió una campaña mediática en la cual advierte a todos sus militantes, que es necesario refrendar su lealtad al tricolor vía el pago de cuotas, a lo que seguramente no están tan acostumbrados, pues por más de 80 años fueron un “apéndice” más del sistema gubernamental.
Por si fuera poco, el también diputado local, adelantó que aquellos priistas declarados y que trabajan para administraciones panistas en la entidad, de igual manera deberán definir sus posturas políticas, pues en ningún momento pidieron la autorización del partido para participar en las responsabilidades que desempeñan hoy día, lo cual podría ser visto como una “cacería de brujas” hacia personajes como Adrián Alanís, Jaime Rivas Loaiza y algunos más, quienes nunca han ocultado sus simpatías por el PRI, en el cual militaron por muchos años, pero que tuvieron que abandonar por la falta de oportunidades.
El tema como tal, es una advertencia abierta y clara de Enrique Benítez, sobre las lealtades de su militancia, quizá a sabiendas de que, no fue ésta quien lo puso en la presidencia del partido, por lo que no sería extraño que basados en los estatutos del Revolucionario Institucional, varios de esos activos pierdan su estatus de priistas y sean expulsados de esta fuerza política, lo que muchos allegados al nuevo guía festinarían, sin embargo, en los hechos el tema podría acarrearle a este instituto político altos costos y mayor división.
Es valido recordar que la propia líder moral del Grupo Laguna, Leticia Herrera Ale, ante medios de comunicación, aseguró que la nueva dirigencia tricolor aún no se había dado tiempo de visitar la Comarca Lagunera -uno de los bastiones más importantes del priismo en la entidad-, incluso afirmando que entre más tiempo pasara, más compleja sería la negociación, y recordó además que ya en el pasado, el PRI había perdido dos elecciones de manera consecutiva, debido a la división que imperaba, mensaje que sin duda alguna lleva nombre y apellido.
Quizá haya algunos priistas que llegado el momento se desmarquen de la causa, tal es el caso del exgobernador Ángel Sergio Guerrero Mier, quien hace días aseguró que para el PRI, solamente su voto y su cuota, aclarando que no tiene nada que ver con la organización o estructura del partido, en un claro reclamó a la nueva gestión, misma que no ha sido bien vista por muchos activos representativos y emblemáticos, los cuales pudieran tener cierta ingerencia cuando se lleguen las campañas del próximo año. Lo que algunos aseguran ya ha pasado. ¿Será?
Luis Enrique Benítez sentenció que quienes quieran seguir siendo militantes del PRI en Durango, deberán cumplir con todas las reglas contempladas en los estatutos, como por ejemplo, pagar sus cuotas -mismas que se ignora a cuánto ascienden- y participar en las asambleas y reuniones, lo cual luce poco probable, por las responsabilidades que ostentan hoy en día aquellos que se han declarado priistas a los cuatro vientos, los que por cierto están muy bien identificados.
Basados en que la actual dirigencia estatal durará cuatro años, quizá haya algunos con corazón tricolor que decidan ellos mismos decirle adiós a ese partido antes de que les saquen sus cosas al bulevar Domingo Arrieta, escenario que es altamente probable, pues las condiciones que terminará poniéndoles la nueva dirigencia, serán muy difíciles de cumplir, por lo que la desbandada podría ser inminente; la pregunta es, ¿hacia dónde correrían?, y, ¿qué estarán dispuestos a hacer?
Para muchos, ésta no es la mejor manera de iniciar una gestión al frente de una responsabilidad semejante, sin embargo, no debería extrañar, tomando en cuenta los antecedentes del nuevo pastor tricolor, mismo que ya sabe lo que es perder una elección, por lo que hay quienes esperan que haya aprendido de sus errores y no busque abrir más frentes dentro del PRI, lo cual es más fácil escribirlo que hacerlo, máxime cuando en su ADN, trae ese espíritu de confrontación, el cual en el pasado lo ha marginado incluso del mismo partido y que hoy paradójicamente, esa forma de ser lo llevó a quedarse al frente del mismo. ¡Qué cosas!
Twitter: @dionelsena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *