SENA DE NEGROS… EN SUS MARCAS, LISTOS… INICIA LA MADRE DE TODAS LAS BATALLAS

Publicado el: 8 de septiembre del 2017 a las 02:39 am . Por mariosolis

POR: DIONEL SENA
Hoy inicia el proceso electoral federal 2017-2018, el cual, de paso, será también la madre de todas las batallas, pues estará en juego nada más y nada menos que la Presidencia de la República, por la cual, los partidos políticos y sus candidatos harán lo que sea necesario para cumplir ese objetivo, aun si esto implica poner de cabeza al país y lanzar campañas denostativas  contra algún contrincante en particular, sin obviar que una vez iniciadas las precampañas, los mexicanos deberán lidiar con miles de spots electorales que a veces rayan en el hastío.
Para quienes dudan que ésta será la madre de todas las batallas, basta recordar todo lo que estará en juego, además del Poder Ejecutivo claro, pues también deberán contabilizarse las 30 elecciones locales, en las cuales estarán involucradas 7 gubernaturas y la jefatura de la Ciudad de México, 26 entidades federativas renovarán sus congresos locales y la capital del país su Asamblea Legislativa, y desde luego, la renovación del Congreso de la Unión y la Cámara Alta.
El que estén en juego más de 3 mil 400 cargos de elección popular, indudablemente provocará que los distintos partidos políticos lancen toda la carne al asador, por lo que no escatimarán en recursos para llegar al objetivo, incluso si ello implica tener que sobrepasar el tope de gastos de campaña o pasarse por alto las normas electorales, al final -y así lo demuestra la historia-, prefieren pagar las penalidades que los tribunales les imponen al no respetar la Ley, misma que en muchas ocasiones sólo se queda en el membrete, ahí está el caso de Coahuila, con todas las anomalías que fueron del dominio público.
No está demás agregar que 156 mil casillas electorales serán instaladas a lo largo y ancho de todo el país, sin obviar que en ellas podrá emitir su sufragio un total de 88 millones de mexicanos incluidos en la lista nominal , de los cuales 1.5 millones de ciudadanos, serán invitados a ser funcionarios de casilla, 38 mil 951 serán capacitadores electorales, seis mil 562 supervisores electorales, mientras que 423 mil 513 ciudadanos que viven en el extranjero, ya solicitaron su credencial de elector para ser parte de esa jornada ciudadana, misma que se llevará a cabo el primer domingo de julio del año entrante.
En el papel, los números son fríos y sólo falta que los distintos institutos electorales locales, además del INE, se pongan las pilas y estén a la altura de las expectativas, lo cual no siempre ocurre, por lo que la capacitación, trayectoria, experiencia y transparencia, serán factores insoslayables al momento de cumplir con esta función, pues es la única manera de generar confianza en el ciudadano, el cual, lo menos que quiere hoy en día es que el “burocratismo electoral”, termine alejándolo de las urnas, lo cual sería lo menos conveniente para todos, pues atenta contra la democracia del país.
Aunque no se ha establecido aún el número de spots electorales con el que contará cada instituto político en el periodo de precampañas y campañas políticas, es inobjetable que basados en los antecedentes inmediatos, o de hace cinco años, sin duda que la guerra de mensajes, habrá de acaparar la mayoría de los espacios tanto en radio como en televisión, tema que tanto las instituciones electorales como los partidos políticos deberán cuidar, pues saturarlos, lo único que hará es que la mayoría de los posibles votantes terminen por desalentarse, lo cual sería lamentable para los tiempos que vive el país.
La elección que más acaparará la atención, es por mucho la del Presidente de la República, en la cual irán concentrados la mayoría de los intereses de la nación, al grado que lo que ocurra en ella, seguramente jalará al resto de los institutos políticos, pues muchos de ellos varían sus resultados a diferencia de cuando son contiendas locales y lo más seguro es que en esta ocasión no sea la excepción, quizá de ahí el enorme interés que existe sobre el tema.
Será un proceso largo y a veces complicado de digerir, pues en el trayecto las distintas estrategias de los partidos y de sus candidatos, llevarán a los electores a muchas reflexiones, muchas de las cuales, será inclinarse por alguna oferta electoral en sí, aunque el gran objetivo siempre será derrotar al abstencionismo y que participe la mayor cantidad de personas posibles, cuestión en la que históricamente ha prevalecido el desinterés, mismo que termina costándonos a todos millones y millones de pesos. ¿Será el caso? Habrá que esperar.
Twitter: @dionelsena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *