Las plantas también sienten la anestesia, ¿sabías?

Las plantas también sienten la anestesia, ¿sabías?

Autor:
14/02/2021

423318

¿Sabías que las plantas también sienten la anestesia?. Aquí a continuación te explicamos el por qué las plantas también sienten la anestesia. Las plantas no tienen neuronas a las que pueda afectar la lidocaína. Ni un sistema nervioso que pueda paralizar. Las reacciones al estímulo de las plantas están descentralizadas.

Farmacólogos, médicos, bioquímicos y fisiólogos han abordado el problema desde múltiples puntos de vista y planteado muchas hipótesis.

Sin embargo, nadie ha logrado explicarlo aún con precisión. En el siglo XIX Claude Bernard llevó a cabo experimentos sobre adormecimiento de plantas.

Hoy esas pruebas se han continuado con la aplicación de anestesia a varias plantas, entre otras la venus atrapamoscas Dionaea muscipula. Un enfoque muy original de un grupo de fisiólogos vegetales.

Los anestésicos se usaron por primera vez en el siglo XIX cuando, dos años después de que Horace Wells fracasara con el óxido nitroso en 1844, William Morton demostró que la inhalación de éter evitaba que los pacientes sintieran dolor durante la cirugía.

Desde entonces, han ido apareciendo químicos que provocan la pérdida de conciencia. Sin embargo, a pesar de que se han utilizado muchos anestésicos durante siglo y medio, se sabe poco sobre cómo compuestos molecularmente muy diferentes funcionan como tales.

Las plantas carecen de neuronas, las células animales especializadas cuya capacidad transmisora neutraliza la anestesia.

Las neuronas transfieren información sensorial desde el sistema nervioso periférico al central (y viceversa). Se comunican a grandes distancias mediante señales electroquímicas transmitidas por iones, unas partículas del tamaño de un átomo que pasan a través de los canales iónicos situados en la membrana de las neuronas y de las células sensoriales y motoras distribuidas por todo el cuerpo.

Por cambios de polaridad entre el interior y el exterior de las membranas, generan un potencial de acción, el denominado impulso nervioso.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *