La trágica historia de Prichard Colón, boxeador que sufrió un derrame cerebral

Autor:
08/06/2021

522946

-A casi 6 años de su última pelea, la historia de Prichard Colón conmueve al mundo del boxeo al verlo tirado en una cama tras sufrir un derrame cerebral.

“Los sueños también se rompen” quizá sea la frase que defina lo que sucedió el 17 de octubre 2015 con Prichard Colón; una promesa del boxeo mundial quien quedó en estado vegetativo tras una pelea ante Terrell Williams.

Prichard fue uno de los muchos niños que de pequeño empezó persiguiendo su sueño de ser boxeador profesional y campeón del mundo, y no iba por el mal camino. Sus diez primeras peleas las ganó por KO y a los 23 años ya contaba con 16 victorias, 13 de ellas por KO.

Esa noche de octubre en el EagleBank Arena de Virginia todo cambiaría no solo en la carrera, sino en la vida del nacido en Florida y de ascendencia portorriqueña.

Colón esperaba que el combate contra el estadounidense Terrell Williams (de 31 años, invicto) le diera la notoriedad deseada para seguir escalando en su carrera deportiva, pero no fue así. “No conozco mucho de él, pero estamos bien preparados”, dijo en la previa. La pelea estaba pactada a 10 rounds.

Los golpes a la nuca de Williams a Colón no cesaron en todo el combate, inclusive tuvo que pedir la ayuda del médico. Éste dijo después de lo que sucedió que se sentía mareado y que le dolía la parte trasera de la cabeza.

Acabaría perdiendo la pelea, y camino de su vestuario las señales no eran buenas. Los mareos fueron seguidos de una pérdida de visión, hasta que sentado en una silla en su vestuario se desmayó encima de su propio vómito.

Fue trasladado al hospital y los médicos dijeron que no iba a salir de su estado vegetativo. Por fortuna, se equivocaron.

 

También puedes leer: Atletas olímpicos en la mira las 24 horas, tendrán brazaletes localizadores

Evolución

Ahora, a casi 6 años de aquella trágica noche, Prichard Colón se encuentra aún postrado en una cama, prácticamente inmóvil en el centro de una recámara que guarda imágenes de lo que llegó a hacer arriba del cuadrilátero; pero encierra los sueños de lo que pudo llegar a ser como pugilista.

Se esperaba que para el 2019 ya pudiera caminar, pero es un sueño que aún le queda por cumplir a Colón, quién decía que la fe mueve montañas y que ahora está batallando su función estelar y es la de volver a abrazar a su familia.

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *