Un día en la Historia de Durango con el tema de Tapona a Guadalupe Victoria y en donde surgen los municipios de Guadalupe Victoria y Tlahualilo parte 1.

Un día en la Historia de Durango con el tema de Tapona a Guadalupe Victoria y en donde surgen los municipios de Guadalupe Victoria y Tlahualilo parte 1.

14/02/2021

422456

Por Pedro Núñez López.

El 10 de mayo de 1936, se publica el decreto número 46 por el que se divide el municipio de Peñón Blanco en dos municipios, que serían uno bajo este nombre y el otro con el de Guadalupe Victoria, lugar donde por cierto radicaban los poderes del municipio dividido.

Pero viajemos al pasado para saber cómo de ser el parte de un partido, luego pasa a ser un ejido con su población de la hacienda de Tapona, para posteriormente convertirse en la ciudad que hoy existe, dejando atrás la ex hacienda de grandes extensiones y mucha explotación de la gente de la zona.

La terrible gripe, a finales del año 1918 (octubre), azotó la región una terrible epidemia de gripe o influenza española, la que aunada a la miseria y el hambre, hizo grandes estragos en la población. En efecto, había familias enteras que caían afectadas por la terrible fiebre, el hombre, la mujer y los hijos caían víctimas del terrible mal y en tales condiciones no había nadie que preparara siquiera un “jarro de atole”. Todo mundo estaba enfermo, muchas gentes, hombres, mujeres y niños, más que de la gripe murieron de hambre, algunos debido a la alta fiebre y a la falta de alimentos sufrían desmayo; con el aspecto de cadáveres, quienes lograron sobrevivir a la enfermedad, tal vez por obra y gracia del Espíritu Santo, porque no había medicinas, se dedicaban a sepultar a los difuntos, a unos realmente muertos y a otros sólo desmayados y no fueron pocos los casos en que muchos fueron sepultados vivos. Los muertos, dice Don Crescencio, eran “llevados en número de 7 al panteón en una carreta, eran tantos que a algunos los sorprendió la noche sin recibir cristiana sepultura, siendo dejados en el panteón hasta el día siguiente y tal vez con el fresco de la noche algunos se reanimaron y volvieron en sí presentándose a altas horas de la noche en la casa donde habían salido para emprender el viaje sin retomo; así, los muertos fueron otros, o sea, quienes salieron a recibirlos. Nunca se supo cuántas personas perecieron por este letal virus; pasada esta terrible epidemia, o sea a finales del 18 y principios del 19, muchos de los sobrevivientes emigraron a otras partes y la población en Tapona se redujo de modo tal que llegado el momento, como se verá más adelante, no se completaba el número de solicitantes del ejido.

Inicio del movimiento de liberación, el 14 de febrero de 1918 había sido creado por resolución presidencial el ejido de Ignacio Ramírez, cuya raíz fue la congregación de Sauces de Salinas y en este mismo año se inició la lucha por la emancipación de los explotados peones acasillados en la Hacienda de Tapona, cuyos iniciadores fueron los señores Jesús Escobar, Sotero Esquivel, Juan Limón y Esteban Aranda y se dice que el administrador de la hacienda, Don Ramón la Madrid, se dio cuenta de ello y los obligó a salir de la hacienda, resistiéndose a tales órdenes los Sres. Escobar y Aranda.

La actitud de Don Ramón de ninguna manera los desanimó y por el contrario, les inyectó más ánimo para seguir adelante en su objetivo de la creación del ejido y pueblo libre.

Así, más tarde se formó otro grupo más numeroso, asesorado por el Prof. Isidro D. Flores y en el que participaron: José María Núñez, Bernardo González, Esteban Aranda, Heraclio Villarreal, Juan Limón, Fructuoso Varela, Jesús Escobar, Isidro Juárez, Hipólito Aranda, Fortino Aragón, Sotero Esquivel, Alberto Herrera, Teodosio de Santiago y muchos más. Continuará….

Fuentes. Medio Siglo de Noticias en Durango 1930- 1979 de M A José Ramón Hernández Meraz,  Monografía de la Ciudad de Guadalupe Victoria, facilitado por la biblioteca del municipio, imagen tomada por el suscrito en su visita a dicha ciudad. 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *