Un día en la historia de Durango… se forma el Municipio de Peñón Blanco

Un día en la historia de Durango… se forma el Municipio de Peñón Blanco

Autor:
18/07/2021

556895

Un día en la historia de Durango…

Parte I

Por: Pedro Núñez López.

Peñón Blanco o Peñol, es una entidad Municipal con grandes riquezas minerales y vegetales, que lo convierten en un lugar paradisíaco. Las Pinturas Rupestres del Banco y la Cueva Pinta, revelan la presencia de grupos seminómadas antes de la llegada de los españoles.

El Municipio ha tomado el nombre de un cerro de granito de considerable altura, que capta la atención de los visitantes a gran distancia, pues alcanza los 2,200 metros sobre el nivel del mar.

Se tiene noticia del establecimiento de un convento en 1561 en la Cabecera Municipal, lo cual es poco factible pues es una fecha anterior a la fundación del Pueblo, las Crónicas Franciscanas mencionan pequeñas Misiones por estos años; de cualquier manera, el establecimiento religioso se trasladó a San Juan del Río, por su cercanía con el Cuartel de Coneto, ocurrió esto en el año de 1572 aproximadamente.

Para 1622, se sabe que, en el Peñol a 8 leguas de San Juan del Río, sede de la Parroquia, tenía población de Zacatecos, pues los Tepehuanes fueron arrojados de ahí en 1616 al enfrentar a los Chichimecas que acompañaban a los Franciscanos. Para entonces se habla ya de Haciendas establecidas y del Mineral del Orito en la Sierra de Yerbanís.

Las Haciendas del Peñón Blanco alcanzaron prosperidad en los siguientes años de la Colonia, lo que no impidió que las Autoridades del lugar siguieran residiendo fuera de la región, pues aun cuando se mantenían separadas ya de San Juan del Río, aparecen en la división de Durango independiente, dentro del Partido de Cuencamé.

Al adquirir algunas Haciendas en la zona, el rico Industrial Don Juan Nepomuceno Flores y Alcalde, se integró un importante Centro Textil, formado por: La Concha, Belem y Guadalupe en el Municipio de Peñón Blanco.

El Municipio de Peñón Blanco, remota su origen a tribus de Zacatecos que habitaban la región desde tiempos precolombinos, los que apacibles vieron llegar la fe cristiana predicada por Fray Pedro de Espinareda y Fray Jacinto de San Francisco, mejor conocido como “Fray Cintos’.

Conviene saber que “Fray Cintos” fue un incansable luchador, creyendo que haría un bien al pueblo esforzándose por convertirlo al catolicismo, que significaba la luz de una nueva civilización, enseñaba a los naturales una nueva doctrina cristiana y el canto llano o bien se echaba a andar, con el objeto de acarrear a los indios a la Misión, dispensaba a estos atenciones paternales, los defendía de las arbitrariedades o injusticias de las autoridades y les solucionaba todas las dificultades que sus feligreses tenían. Empezó a distinguirse por sus facultades como Taumaturgo en la región del Peñón Blanco, a donde fue enviado por Espinareda que se encontraba en el Municipio de Nombre de Dios, a predicar la doctrina a los indígenas.

Fue en Peñón Blanco donde éste religioso empezó a hacerse famoso por sus facultades, pues hizo curaciones prodigiosas a ciegos, sordos, mudos, paralíticos, quien al rededor del año de 1561 fundó la Misión de San Buenaventura del Peñol, que poco tiempo después adquirió el título de Hospicio, el que fue cambiado a la jefatura del partido de San Juan del Río, en vista de las dificultades para su sostenimiento o por la cercanía del Cuartel General de Misioneros de Coneto, quedando únicamente el Convento, al rededor del cual se fundó lo que en un principio fue Hacienda de San Buenaventura, luego Hacienda de San Diego, después Hacienda del Peño¡ Blanco (Hacienda de Beneficio), finalmente, Peñón Blanco; Fundado el 4 de octubre de 1599 según acuerdo con la real pragmática (que, según William James, el único criterio para juzgar la verdad se funda en sus aspectos prácticos).

También te podía interesar: Un día en la Historia de Durango… Anécdotas del teatro Victoria

La posesión de sus tierras, la cual fue verificada por el Capitán de Corazas del Rey Don Juan de la Torre y Marquecho, por acuerdo de la Real Pragmática y Real Cédula del 4 de abril de 1684; y el 24 de Noviembre de 1761, fecha en la que se les dejó amparados nuevamente de sus tierras de Labor y de Agostadero, así como el uso de todas sus aguas a los naturales del Pueblo del Peñón Blanco, señalado además 600 varas castellanas a los cuatro vientos contadas desde la Iglesia para el fundo de la población del Peñón Blanco. Peñón Blanco, es creado como Municipio por decreto del Congreso del Estado de Durango en 1917.

Este Municipio está situado en la región central del Estado y tiene por colindantes: al Norte, el Municipio de Nazas, al Oriente, el Municipio de Cuencamé; al Sur, los Municipios de Guadalupe Victoria (que fue segregado del antiguo territorio del Peñón Blanco), y Panuco de Coronado y finalmente por el Poniente, el Municipio de San Juan del Río.

Su territorio abarca una superficie de 1800 Kilómetros cuadrados y está limitado al poniente por la Sierra de Gamón, cuyo nombre es en honor al Capitán Martín Gamón, Maestro de Campo del Ejército de Don Francisco de Ibarra; al noreste por la Sierra de Yerbanís, ésta última tiene en su extremo Norte el majestuoso “Cerro Blanco”, del cual toma su nombre nuestro Municipio; este Cerro es una formación granítica que alcanza los dos mil doscientos metros de altura sobre el nivel del mar y es parte del cerco de montañas que limitan la Joya de Covadonga, en donde se pueden observar ejemplos notables de los efectos de la erosión, que han originado grandes acantilados y rocas talladas de todas figuras que le dan un aspecto pintoresco y grandioso; así como también las no menos importantes pinturas de arte rupestre de la zona.

Información obtenida del libro: Antecedentes Históricos de Peñon Blanco de Genaro Pulido Romero.  Imagen de la enciclopedia de municipios de Durango.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *