Decisión de alcaldes aplicar Ley Seca y evitar fiestas para prevenir COVID-19: Héctor Flores

22/10/2020

317762

Por: Antonio Gaytán

  • Si no lo hacen es porque consideran que no es necesario o porque son omisos

Prohibir la venta de bebidas embriagantes (Ley Seca) los domingos, cerrar cantinas y prohibir fiestas masivas, como bailes y coleaduras para evitar la propagación de la enfermedad COVID-19, es responsabilidad de los alcaldes, precisó el secretario General de Gobierno, Héctor Flores, en relación a las medidas anunciadas por el gobernador José Aispuro para contener los contagios.

El ejecutivo estatal anunció una serie de restricciones en respuesta al incremento del 46% en personas contagiadas por el virus SARS-CoV-2 en el estado, situación que tiene al borde del colapso a los hospitales COVID-19 de la capital duranguense.

Algunas medidas corresponden al gobierno estatal implementar, como lo es que autobuses del transporte público operen al 50% de su capacidad y que todos porten cubreboca.

Pero otras medidas son responsabilidad municipal, como el limitar la venta de alcohol en restaurantes, comercios, expendios y tiendas de autoservicio; prohibir su venta los domingos; cerrar antros y cantinas; y prohibir fiestas, bailes, coleaduras, charreadas, carreras de caballos y peleas de gallos.

Será decisión de los alcaldes aplicar estas restricciones, si no lo hacen es porque consideran que no son necesarias, pero, de ser necesario y no hacerlo, están incurriendo en omisión.

El secretario Flores Ávalos, reitera que la única autoridad a nivel nacional que con base a una pandemia puede emitir una recomendación que restrinja las libertades individuales, como sería un toque de queda, es el Consejo de Seguridad Federal, “no lo ha hecho y suponemos que no lo va a hacer, aun frente a la evidencia de la pandemia y de los estragos que está haciendo”.

Ante esta indecisión federal, los gobiernos estatales recopilan una serie de medidas que consideran son las efectivas para contrarrestar el crecimiento de la enfermedad.

La aplicación de estas restricciones, resalta el funcionario, no debe provocar un escenario de confrontación entre gobierno y sociedad, primero porque este plan busca lastimar lo menos posible la economía de las familias, principalmente de las que viven al día, además, reconoce que estas medidas funcionarán solo con la cooperación de la sociedad, “no hay un ánimo represor o de confrontación, al revés, es importante que la ciudadanía verdaderamente coopere”.

Restringen actividades sociales por emergencia de COVID-19: Aispuro

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *