Brutalidad y abandono animal se dispararon con la pandemia

Autor:
21/02/2021

430060

  • Urge un refugio municipal y conciencia social

Animales quemados, golpeados, envenenados, ahorcados, mutilados, atropellados, abandonados y hambrientos, es parte de la brutalidad animal que lamentablemente cada día se puede ver.

El maltrato animal siempre ha existido; sin embargo, el nivel de sadismo con que se comete aumentó de manera exponencial a raíz de la pandemia de COVID-19.

Parece que principalmente en los perros y gatos, las personas descargan sus frustraciones, coincidieron en señalar los panelistas del programa sabatino “El Averiguadero”, Martha Palencia Núñez, psiquiatra y regidora; Selene Name, animalista; Liza Martínez, rescatista independiente; Jael Leyva de la Torre, coordinador técnico de la Dirección Municipal de Medio Ambiente; y Ever Armando de la Torre, coordinador de zona de la Policía Ambiental.

Agresores

“Esta pandemia nos pudo volver muy egoístas e inhumanos porque estamos en modo sobrevivencia; hay que entender que si las personas tienen buenos valores, son más solidarias, empáticas y se han convertido en mejores seres humanos”.

Por otra parte, están quienes se han visto muy afectados porque han perdido a algún familiar, su trabajo, economía y con todo eso pierden la empatía.

“Ahora, es frecuente que veamos en las redes sociales anuncios de animalitos que se dan en adopción porque ya no los pueden mantener”.

También es cierto que, entre las personas hay un estado de estrés muy elevado que nos hace ser más agresivos; tenemos que decir que, cuando una persona o una familia maltratan a un animal se hace visible que tienen una enfermedad psiquiátrica.

Lógicamente que en estos casos debe intervenir la autoridad, se deben poner sanciones y retirar a los animales de ese entorno; por lo que necesitamos un lugar donde podamos llevarlos a vivir.

Policía Ambiental

Ante la creciente brutalidad animal y el aumento en acciones nocivas para el medio ambiente, el Ayuntamiento capitalino, integró a la Policía Ambiental.

En la entidad falta mucho por hacer para tener una buena cultura de cuidado al medio ambiente y de los animales. Frecuentemente en los recorridos se detectan tiraderos de escombro, basura, tala de árboles y quemas a cielo abierto.

Ever Armando de la Torre, señaló que la Policía ambiental detectó que a partir de que inician operaciones, hay  un incremento en las denuncias de un 150 por ciento.

Las principales reportes son por contaminación auditiva, tiraderos clandestinos y quema a cielo abierto.

En lo concerniente a los animales, también se reciben muchos reportes; por ello, se habilitó una patrulla animal con la que se rescata a víctimas de casos extremos y maltrato animal.

“Recientemente atendimos el caso de 19 perritos fallecidos, donde eran 17 cachorros y las dos madres; de verdad que es impactante como se ha incrementado el maltrato animal”, indicó el coordinador de zona de la Policía Ambiental.

Con ello se han disparado las denuncias tanto penales como administrativas por la brutalidad contra estos seres.

Los reportes los puede hacer el ciudadano vía telefónica al 072.

“En la Policía Ambiental, atendemos todas las denuncias y aplicaremos la Ley, pero también vamos a enseñar a los ciudadanos que es lo correcto”, enfatizó.

Rescatistas están rebasadas

Hay casos verdaderamente fuertes en los que, principalmente perros y gatos, sufren agresiones muy fuertes; cuando se logra salvarlos, a veces quedan con alguna discapacidad.

A todos se les debe dar la oportunidad de vivir y sobre todo, las personas deberían darles la oportunidad de tener una familia amorosa porque la mayoría no los quiere adoptar.

Se han tenido casos como el de “Peluche”, que es un perrito que se encontró en la calle con una patita muy mal y se le tuvo que amputar; “él ahora está feliz y se ha adaptado a su nueva vida”, añadió.

“Dante” es otro perrito al cual con un machete le partieron el cráneo; “Oso”, es un can que se detectó con cáncer en los ojos.

“Cofy” es un perrito que reportaron en Francisco I. Madero; “fuimos por él y estaba en muy mal estado, pero se ha recuperado”, expuso.

Recientemente, señalaron que rescataron a “Scooby”, quien tenía muchos tumores en el hocico; “ahora se está recuperando”, puntualizó.

El sadismo y el abandono animal han aumentado muchísimo.

Necesarias mayores penas para agresores

En el tema de la Ley animal y sus derechos, vemos que el Congreso del Estado tiene que aplicarse, señaló Selene; “los animales son seres sintientes, pero en Durango seguimos sin la aplicación real de la justicia”, afirmó.

También, dijo, es necesario que se legisle para que a los menores de edad que atacan a perros, gatos y en general a los animales, se les sancione.

“Vemos que luego queman animales como ocurrió con una lechuza, pero no se les castiga porque son menores de edad; urge una reforma legal para la defensa de los seres vivientes, porque hay niños desde los siete u ocho años en adelante, llevan a cabo violencia extrema”, sugirió.

Sin duda, para prevenir situaciones de este tipo la educación tiene un papel fundamental; por ello, es importante que en las escuelas se incluya una asignatura relacionada al cuidado de estos seres vivos.

Urge un refugio municipal

En el programa se expuso que ante el crecimiento de este problema, se necesita que exista una Ley General de la situación de los rescatistas y un refugio municipal.

Todas y todos los rescatistas son muy apasionados y hacen lo que pueden con lo que tienen. Sin embargo, hay que reconocer que están rebasadas y por ello es importante que la Policía Ambiental crezca en la parte del rescate, de la mano del Hospital Veterinario.

Es urgente que el Ayuntamiento, en uno de los terrenos que tiene, implemente un albergue municipal de animales en donde la Policía Ambiental, pueda darles clases a los niños sobre cómo tratar un animal.

De igual forma, podrían ir las familias a este sitio para adoptar a un animal, el cual ya estaría esterilizado.

En este momento de crisis, también sería muy bueno que se llevara a cabo un “Croquetón” para ayudar a los rescatistas a que cuenten con alimento para los animalitos que tienen.

Los panelistas coincidieron que es necesario que la sociedad se concientice que los animales son seres sintientes y su vida merece respeto; “no son juguetes, ni regalos de navidad”, señaló.

“Es importante que desde temprana edad se enseñe a los niños a respetar a los animales y a cuidar el medio ambiente; hay que generar la cultura de la adopción de animales para inculcar valores como la responsabilidad y el amor”, sostuvo.

Agregó que todos los seres humanos tenemos que ser conscientes del grave problema que vivimos por el aumento en violencia contra los animales y el no cuidado del medio ambiente.

Te puede interesar: Gobierno municipal tiene obras emblemáticas en cada dirección: Salum

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *