Cáncer de mama no es una sentencia de muerte

Autor:
11/10/2020

307449

 

El cáncer de mama no tienes que afrontarlo sola, porque en Durango existe una gran familia en el Centro Estatal de Cancerología (Cecan) que apoya a quienes atraviesan por ese proceso; además hay que decir que recibir un diagnóstico de este padecimiento no es una sentencia de muerte.

En el programa el Averiguadero que se transmite por Canal 15, el Dr. Francisco Antolín Carrete Ramírez, director del Centro Estatal de Cancerología; Alejandra Peinado Mares, subdirectora administrativa de este centro y Graciela Castro, trabajadora social del Cecan, compartieron el acompañamiento y atención que brindan a los pacientes, porque es una realidad que recibir un diagnóstico de este tipo es algo muy fuerte para mujeres y hombres.

En Durango este padecimiento tiene el primer lugar de incidencia en mujeres; actualmente se han diagnosticado alrededor de 170 pacientes, luego está el cáncer de endometrio y más abajo está el cáncer cervicouterino.

Padecimiento al alza

Desafortunadamente tenemos una incidencia en cáncer de mama que esta al alza. Anteriormente el cáncer cervicouterino tenía la mayor incidencia, pero el de mama lo fue alcanzando, sin embargo es preocupante que algunos casos se diagnostiquen en etapa avanzada, comentó el Dr. Carrete.

Por eso, es importante todo el trabajo que se hace en este mes de octubre, aunque la concientización debe ser todos los días, se pone mayor énfasis en el mes rosa; en consecuencia son noviembre y diciembre cuando se tiene un mayor número de mujeres con este diagnóstico.

Explicó que para desarrollar esta enfermedad, existen una serie de factores como los anticonceptivos, medicamentos para el climaterio, obesidad, consumo de alimentos con contenidos modificados, entre otros; que hacen que el riesgo de padecer cáncer de mama se incremente y también está la cuestión familiar.

Un problema de desigualdad

En la actualidad, el pensar en tabúes que impiden un diagnóstico temprano ya no es algo con lo que podamos defendernos, México es un mosaico de desigualdades y esas son las que impiden que alcancemos diagnósticos precoces.

Ahora hay muchas redes sociales y acceso a la información, obviamente que hay pocos grupos pequeños y cerrados que no permiten que sus mujeres se revisen y saben que ahí se va a diagnosticar tardíamente, pero hay que decir que estos grupos cada vez se reducen más.

Cómo impacta la pandemia

El diagnóstico de cáncer de mama definitivamente no es una sentencia de muerte, afirmó el especialista.

“Nosotros siempre atendemos a que hay curvas de recuperación y curación, sin embargo este año vamos a ver que esta curva va a bajar como una consecuencia de la pandemia, porque la sociedad en general está recluida”.

Señaló que en siete meses de pandemia, lamentablemente han llegado al centro casos recién diagnosticados pero con un proceso de evolución de varios meses, lo que evidencía que esta situación que estamos viviendo nos afecta a todos.

Probablemente este año baje el número de detecciones, pero quizás habrá más muertes por que son casos que llegaron tarde.

Cecan, un hospital de primera

El Centro Estatal de Cancerología es un hospital de primera que se ha estado equipando y ahora cuenta con un equipo de braquiterapia de alta tasa de dosis, lo cual ha disminuido los tiempos de tratamiento, por lo que se atiende a más personas pero sobre todo no hay tanto desgaste para las pacientes tanto físico como emocional, comentó Alejandra Peinado Mares.

Indicó que para poder contar con recursos que les permitan equipar el centro, adquirir medicamentos y cubrir otros gastos, se hace un gran trabajo en equipo con el patronato, con el DIF y con todos los que desean ayudar.

El Cecan es un hospital público que atiende con gran calidad a todos los pacientes sin importar su clase social, hay pacientes que vienen de otros estados y saben que se tiene un excelente equipamiento y se va por más.

Acompañamiento del paciente y su familia

Por su parte, Graciela Castro explicó que lógicamente el tratamiento de cáncer es muy caro y aunque tristemente si hay quienes lo abandonan por falta de dinero, en el Cecan se hace todo por ayudarlos.

“Hacemos un seguimiento de los pacientes y cuando alguno es de fuera nos ponemos en contacto con la Secretaría de Salud a través de las caravanas o con el DIF Estatal para que nos ayuden a traer al paciente, a fin de que siga con su tratamiento” .

El cáncer ataca a toda la familia y por ello en el Cecan son muy empáticos con ellos para ayudarlos. Actualmente se tienen a pacientes que vienen de Tamaulipas y Zacatecas, afortunadamente de cuenta con albergues que apoyan en cuanto a hospedajes y comidas para los pacientes y sus familiares, apuntó la trabajadora social.

Abundó en que también se cuenta con el apoyo del DIF y sociedad civil. Justamente está en marcha una colecta de alimentos no perecederos para poder apoyar a los pacientes.

Prevención

Definitivamente la prevención es clave y por ello los padres de familia deben hablar con sus hijas e hijos para que cuiden su salud y se autoexploren, ya que eso les puede permitir encontrar cosas que no son normales en el cuerpo y tener diagnósticos tempranos que hacen el cambio en un tratamiento para que este sea oportuno, no mutilante y que les salva la vida.

Historias de vida

Emma es una joven de 22 años que un día se sintió una bolita en el seno, ella desde los 12 años enfrentó a la leucemia, así que no dudó en consultar su hallazgo con el médico.

Recuerda que todo fue muy rápido, entre la mastografía, la biopsia y el tratamiento de seis quimioterapias preventivas, lo que le permitió ganar la batalla.

Emma comenta que para ella fue fundamental el apoyo de su esposo, su hermana, de toda su familia y de todo el personal del Cecan, donde la han cuidado mucho.

También hizo un llamado a las mujeres para que no ignoren ninguna señal de su cuerpo a pesar del miedo, “porque si da mucho miedo, pero a tiempo es mejor y todo estará bien”.

Estela

Yo soy la abuelita de cancerología, tengo 10 años en el centro porque me diagnosticaron cáncer de mama cuando tenía 43 años y cinco meses de embarazo.

Me habían detectado una bolita en el seno pero no hice caso, luego cuando fui al control natal le comenté a la doctora lo que detecté y me mandó a hacer pruebas y el diagnóstico fue positivo a cáncer de mama en fase 4.

Comenta que para ella el Centro Estatal de Cancerología es lo mejor que ha podido tener y es el mejor Centro.

Estela de nuevo recibe tratamiento por un cáncer de hueso en la cadera y requiere de una prótesis de cadera por lo que está a la espera de reunir el recurso y realizar la cirugía, pero asegura que está en las mejores manos en el Cecan.

       

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *