No leyeron las “letras chiquitas” del contrato de luminarias: Marisol Carrillo

08/08/2020

248377

Regidores MCPor: Juan Carlos Chávez

Quien no leyó “las letras chiquitas” del contrato de las luminarias fue el presidente municipal interino, Alfredo Herrera Duenweg, además de esto, dicho contrato se votó en el Cabildo y en el Congreso, y en ambas partes varios panistas que hoy forman parte de la administración municipal, lo hicieron a favor, así lo señaló la regidora de Movimiento Ciudadano, Marisol Carrillo Quiroga durante el programa “Pico de Gallo”, conducido por el director de Noticias del Grupo Garza Limón, Carlos Garza Limón.

Correspondió a la contralora municipal, Martha Judith Ávila Lucero, también panelista invitada, dar a conocer sobre la revisión que se hizo en las finanzas públicas y dar cuenta de este compromiso en la contratación de más de 35 mil luminarias, sin embargo, las anomalías son evidentes, desde el momento en el que esta operación no está registrada de manera formal en la Secretaría de Hacienda y Crédito Publico (SHCP), a pesar de ser una Asociación Pública Privada (APP), por lo que según el clausulado, se puede decir, que nunca cobró vigencia.

Explicó, que a partir de esto, el alcalde Jorge Salum del Palacio solicitó a los integrantes del Cabildo la autorización para rescindirlo, algo que se aprobó por unanimidad, a partir de ello, se tuvo un acercamiento con la empresa para tratar de renegociar el contrato, aceptando que es un compromiso que hay que cumplir, ya que es una deuda a 12 años, “por fortuna hay buena disposición del proveedor para renegociar, inclusive manifestó que más vale un mal arreglo que un buen pleito”, por lo que si se puede lograr un ahorro, será algo muy positivo.

Contraloría Municipal La Contralora municipal, detalló que este contrato se firmó por mil 85 millones de pesos para pagar mensualidades desde el 2018 y hasta el 2030, año en el que habría un acumulado de mil 200 41 millones, hasta el momento se han pagado 83 millones de pesos, ya que los pagos se empezaron a hacer a partir del mes de noviembre, no en mayo, fecha en la que se hizo el contrato, por ello, al proponer la recesión del contrato, la empresa puede no reconocer lo que se ha abonado, si se quieren pagar las luminarias con su valor actual serían 200 millones de pesos, para lo cual se tendría que solicitar un crédito, que en este lapso de 12 años, generaría intereses que sumados al capital da un monto de 355 millones de pesos, si se le suman los casi 90 por reconocer, dan un gran total de 435 millones de pesos, comparados con los mil 200 millones, serían 800 millones menos, esto en el peor de los escenarios.

Carrillo Quiroga, insistió en que no fue José Ramón Enríquez quien firmó este contrato de las luminarias, si bien él fue el que inició la negociación, fueron varios panistas los que a través de su voto aprobaron esta APP, entre estas Minka Hernández Campuzano,  y quienes lo firmaron, Alfredo Herrera Duenweg, alcalde interino; Claudia Hernández, secretaria municipal y del Ayuntamiento; y Jorge Parra Meléndez, director de Servicios Públicos Municipales y en el Congreso del Estado, quien lo defendió fue Mario Garza Escobosa, quien por cierto suplía al entonces diputado Jorge Salum del Palacio.

De la efectividad de estas luminarias, asegura la regidora de Movimiento Ciudadano que no hay duda, esto lo demostró la empresa en varias ocasiones en algunas colonias y la diferencia con las anteriores es evidente, de ahí la contratación de estas 35 mil luminarias, no obstante, la Contralora Municipal, recordó que en ese momento se aseguró que esta contratación no iba a significar un adeudo económico para el Ayuntamiento, que se iba a pagar automáticamente con los ahorros de energía eléctrica, pero un año y medio después dichos ahorros no se dieron, no alcanza para que las luminarias se paguen por sí solas, el ahorro es a lo mucho un millón 200 mil pesos, cuando se tiene que pagar por mes, siete millones, son casi seis millones de pesos más que se tiene que erogar, fue algo que no se visualizó y hoy se trata de dar marcha atrás.

Esta es una empresa de la Ciudad de México, con la que se buscará modificar este convenio, con la posibilidad de que todo esto se judicialice.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *