“Renovar esperanzas representa la vacuna contra COVID-19” 

“Renovar esperanzas representa la vacuna contra COVID-19” 

Autor:
13/01/2021

392652

Por: Manuel Díaz

Alejarte de tu familia para no contagiarlos, ver morir personas sin la compañía de sus seres queridos, a pesar de que se hizo todo el esfuerzo posible, son parte de las experiencias que compartieron la doctora Cristina Acosta y la enfermera Diana Flores, quienes recibieron las primeras vacunas contra el COVID-19, ya que se encuentran en la primera línea de ataque.

Renovar esperanzas

Renovar fuerzas y renovar esperanzas, es lo que representa la aplicación de la vacuna contra el COVID-19, compartió Cristina Acosta, médico urgenciólogo del área contra la primera línea de ataque del COVID-19. 

“Fueron meses de no ver a mi hija, desde el mes de abril se tomó esta decisión para evitar el contagio de este virus en ella y en familiares que son vulnerables al contagio”.

Señaló que como médico del área COVID-19, se vive la experiencia de cómo un paciente fallece sin la compañía de su familia. 

Además, de que se recibe al paciente en estado crítico a consecuencia del COVID-19 y debes transmitirle fortaleza para tratar de aminorar el dolor. 

La frustración al no salvar vidas genera desgaste emocional

“Resulta frustrante no poder salvar la vida del paciente e informar a sus familiares sobre el deterioro en su salud y el fallecimiento cuando esto sucede”. 

En el caso de pacientes contagiados por COVID-19 que fueron internados pero que se encuentran estables, se realizan videollamadas con sus familiares, pero los pacientes en estado de salud grave a consecuencia de la enfermedad, no se pueden comunicar con sus familiares debido al deterioro físico que presentan. 

“Se ve una esperanza con el inicio de la vacunación contra el COVID-19, porque es una luz para que la pandemia finalice”, compartió Diana Flores, enfermera especialista encargada de terapia intensiva del área COVID-19. 

Su familia, dijo, es el respaldo principal para ayudar a los pacientes que contrajeron el COVID-19; “es lo que me ha ayudado a afrontar esta dura realidad”.

Lo más doloroso es la parte emocional, añadió Diana, porque representa un desgaste el ver morir a las personas a pesar de que se realizó todo el esfuerzo humano.  

El COVID-19 es una enfermedad que ha sido agotadora en lo físico y en lo emocional, tanto para el personal de salud, como para los pacientes que luchan contra el contagio. 

Y representa una esperanza para toda la población, el comienzo de la primera etapa en la aplicación de la vacuna contra el COVID-19, debido a que paulatinamente se regresará a la vida habitual, que se tenía antes del comienzo de la pandemia. 

Aplican médicos de SEDENA y SSD 450 vacunas en Hospital General 450

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *