Semana Santa ¿tiempo espiritual o vacaciones?

Autor:
28/03/2021

463219

El período de Semana Santa es un momento espiritual para conectar con Dios, y es la principal celebración de la iglesia. Sin embargo, en el comportamiento social esta temporada también significa un período de vacaciones que hay que disfrutar con viajes, en la playa, sierra, o con días de campo en los bosques. Lo que a su vez, en este momento de pandemia y de temporada de incendios forestales, significa algunos riesgos.

Las varias formas de vivir la Semana Santa fueron analizadas en “El Averiguadero”, programa sabatino que se transmite por Canal 15. Se tuvo para ello la participación del padre Noé Soto Valdez, vocero de la Arquidiócesis de Durango; Luis Zamora Sandoval, comandante operativo de la Dirección Municipal de Protección Civil (DMPC), y de Raúl Barraza Armstrong, líder de los silvicultores.

Semana Santa

La Semana Santa es la principal celebración para la Iglesia, porque en ella se conmemora y celebra el misterio de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo, quien da su vida para que todos tengan vida.

Se celebra en la primera luna llena después del equinoccio de primavera. Celebrar la resurrección tiene que ser un estilo de vida nuevo, pues se tiene que resucitar cada día con la alegría y entusiasmo de vivir, y sobre todo con la fuerza nueva que cada año se tiene.

En la primavera renace la vida, y como seres humanos también se tiene la posibilidad de renacer. Hay que morir a todo aquello que no conviene y empezar una vida nueva de la mano de Dios.

Ahora, afortunadamente la celebración podrá ser presencial, porque hace un año estaba todo cerrado por la pandemia.

Este año es necesario adecuar protocolos para que en los templos el aforo sea de un 50 por ciento. Cuidar que las celebraciones se lleven sin movilizaciones, ni manifestaciones masivas, para cuidar la salud de sacerdotes y fieles.

Hay que resaltar que este año no podrá realizarse el Viacrucis Viviente, donde se escenifica la Pasión de Jesucristo, porque normalmente la gente se aglomera.

Esta Semana Santa cobra mucha relevancia porque la fe en Dios se ha acrecentado por todo lo que se ha vivido. La gente ha enfermado, tiene pérdidas y entonces humanamente recurre a Dios.

Lo que ha pasado en últimas fechas ha acercado más a Dios, de una forma espiritual, como debe ser. Por ello, en este año se tratara que la gente caiga en cuenta que tiene que agradecer por su vida, por su familiares que no se han contagiado, por las personas que han superado la enfermedad y por quienes se han hecho más conscientes que hay que cuidarse los unos a los otros.

Vacaciones  con seguridad

“La Semana Santa no es un tiempo de vacaciones, es tiempo espiritual, pero en la Iglesia respetamos a quienes toman este tiempo de descanso con algunas actividades, aunque sí le pedimos a la gente que le dedique un tiempo a Dios”, señaló el padre Noé.

En tanto, el comandante, Luis Zamora, refirió que “mucha gente planea diversas actividades para las vacaciones y por ello en la Dirección Municipal de Protección Civil tenemos que pensar en prevenir las situaciones de peligro”.

Para este período de receso, dijo, se puso en marcha el programa Preventivo Vacacional y de Temporada de Calor 2021, en el cual participan varias direcciones para aplicar medidas preventivas y operativas en esta Semana Mayor.

“En estos días tenemos campamentos permanentes en las presas Garabitos y Peña del Águila, así como en Tres Molinos; y recorridos constantes en El Pueblito,  porque sabemos que la gente va a salir porque quieren distraerse del confinamiento”, expuso.

Es importante señalar que por disposiciones federales la presa Guadalupe Victoria y Santiago Bayacora, permanecerán cerradas.

Lógicamente también se cuida la ciudad y se hacen recorridos en los balnearios, Centro Histórico y las zonas más concurridas de la ciudad para mitigar los riesgos y hacer conciencia en la gente que debe cuidarse.

La pandemia no ha pasado, por eso se tiene que pedir a la gente que mantenga la sana distancia, el uso de cubrebocas y el gel antibacterial.

También hay riesgos de accidentes y ahogamientos en los cuerpos de agua como son presas, ríos y arroyos. La movilidad se ha disparado mucho e incluso se espera aún más; ante ello, dijo, se se mantendrán alertas.

Recomendaciones

La principal recomendación en quedarse en casa. Para quienes planean salir, la petición es que mantengan su sana distancias y las medidas preventivas COVID.

Si van a un paraje, es importante que no se metan a nadar a las presas. De igual forma hay que evitar el consumo de bebidas embriagantes y obviamente no manejar bajo el influjo del alcohol.

Cabe destacar que Protección Civil está en coordinación con la Dirección Municipal de Seguridad Pública (DMSP),  y existe la Brigada COVID. Entre todas las instancias se vigilará que se respeten las indicaciones en todos los parajes y áreas concurridas.

En el caso de los balnearios se ha exhortado a los propietarios y responsables a que sean muy respetuosos con el aforo que es un 50 por ciento de su capacidad. Y con el cumplimiento de todas las medidas sanitarias, además que lógicamente tendrán supervisiones.

Incendios forestales, otro riesgo

Sin duda la cantidad de visitantes que llega a los bosques es un factor de riesgo para incendios forestales, ya que cualquier descuido se puede convertir en una catástrofe en estos parajes.

El líder de los silvicultores, Raúl Barrraza, reconoció que se corre ese riesgo, “ojalá que no lleguemos a situaciones como las del incendio en la sierra de Arteaga”.

Durango sí tiene condiciones propicias para incendios forestales, por eso es importante exhortar a las personas que salgan a vacacionar, que eviten prender fogatas y si lo hacen que sea con todas las medidas de seguridad.

Es importante que si van a prender una fogata se le haga un cercado de piedras y al término de su día de campo, que se aseguren de dejarlas bien apagadas.

El incendio de Arteaga, Coahuila, llama la atención porque se originó en un centro ecoturístico, donde los visitantes hicieron una carne asada y las brasas las aventaron a los pastizales, provocando el problema tan grande que ahora se tiene, expuso Raúl Barrraza.

“Invitamos a todos a cuidar los bosques porque ahorita las condiciones que se tienen son desfavorables por la sequía y además no hubo aguas nieves”, refirió.

El año antepasado Durango fue el primer lugar en incendios forestales y áreas afectadas; este siniestro fue provocado por cazadores furtivos y se afectaron alrededor de 26 mil hectáreas.

La gente de la sierra cuida sus espacios y en esta temporada, tanto la presidencia municipal como los ejidos, ponen retenes y a gente que cuide las zonas, sobre todo en aquellos parajes donde se dispara mucho la visita.

Históricamente los municipios más propicios a este tipo de siniestros son Pueblo Nuevo, San Dimas, Durango y Mezquital.

Finalmente, los panelistas hicieron un llamado a la población para que en esta temporada vacacional se queden en casa y cuiden todas las medidas para evitar contagios por COVID-19; y en caso de salir ser muy respetuosos de las indicaciones de las autoridades para evitar accidentes, ahogamientos e incendios, entre otras cosas.

Podría interesarte: Inaugura López Obrador Hospital General de Gómez Palacio

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *