Amanecen devastadas las calles en Minneapolis tras protesta violenta

Amanecen devastadas las calles en Minneapolis tras protesta violenta

Autor:
30/05/2020

172484

Houston, Texas.- Apagando incendios y levantando fierros y vidrios, los bomberos vieron amanecer este sábado, luego de las protestas pro-racistas que se tornaron violentas, este viernes en diferentes puntos de Estados Unidos.

La razón de las manifestaciones fue por la muerte del afroamericano George Floyd, lo cual tuvo efecto en al menos 30 ciudades, principalmente en Los Ángeles, Oakland, Dallas, New York, Houston y Minneapolis. Atlanta, Washington, Charlotte, entre otras ciudades.

Miles de manifestantes se congregaron este viernes a la caída de la tarde en diferentes ciudades de Estados Unidos para protestar por la muerte de George Floyd, al ser detenido por la Policía el pasado lunes.

Unas protestas que han derivado días atrás en vandalismo y saqueos en Mineápolis, donde hoy se impuso el toque de queda.

 

En el centro de Atlanta, cerca de las oficinas centrales de la cadena de televisión CNN, grupos de manifestantes comenzaron a romper escaparates de comercios, a lo que la Policía antidisturbios respondió con el lanzamiento de granadas de gases lacrimógenos, según mostraron las televisiones.

También en Washington, la capital, una manifestación que comenzó siendo pacífica derivó en escaramuzas con los policías y agentes del Servicio Secreto tras la detención de al menos dos de los participantes, lo que fue respondido con el lanzamiento de botellas de plástico por algunos de los presentes.

Las protestas iniciaron en Minneapolis, donde se reportó la muerte de Floyd, pero ahora las manifestaciones se han expandido a otras ciudades.

Según  imágenes tomadas de los incidentes, un joven trepó por unos barrotes del edificio del Banco Freedman, situado frente a la residencia presidencial y donde funciona la Oficina de Control de Activos Extranjeros y otras dependencias oficiales, para hacer pintadas en contra del presidente estadounidense, Donald Trump, en medio de aplausos.
Los medios locales también han reportado incidentes de menos consideración en Brooklyn (Nueva York) y en Charlotte y en Houston (Texas), entre otras ciudades.

Entre tanto, en las ciudades de Minneapolis y Saint Paul los alcaldes declararon toque de queda nocturno en esas dos ciudades vecinas del estado de Minesota, tras las protestas y disturbios registrados en los últimos días por la muerte del afroamericano.

El alcalde de Minneapolis Jacob Frey declaró un estricto toque de queda en la ciudad estadounidense, tras tres noches de disturbios por enardecidas personas que consideran el crimen una evidente acción de violencia policial y discriminación.   El toque de queda será por dos días, desde este viernes hasta el domingo por la mañana, y estará en vigor desde las 20.00 hasta las 06.00 hora local. Aquellos que lo infrinjan  afrontarán penas de hasta 90 días de prisión y multas de 1.000 dólares.

En su resolución, el alcalde de Mineápolis, Jacob Frey, señaló que “ninguna persona debe trasladarse por ninguna calle pública o lugar público”. Por su parte, el edil de Saint Paul, Melvin Carter, invitó, además, a los ciudadanos a observar una hora de rezo desde las 20 horas a las 21 horas.

Sin embargo, a pesar de la medida cientos de manifestantes cortaron un céntrico puente que une a las dos urbes para congregarse pacíficamente y reanudar sus protestas pese al toque de queda que rige desde el anochecer y para todo el fin de semana.

Las manifestaciones de hoy en Minneápolis se producen entre llamamientos a la tranquilidad de líderes civiles de la comunidad afroamericana, con la confianza de que los ánimos se tranquilicen después de que este viernes la fiscalía acusara formalmente al agente Derek Chauvin, el policía que presionaba el cuello de Floyd con su rodilla, de asesinato en tercer grado y homicidio imprudente.

El fiscal del condado de Hennepin (Minnesota), Mike Freeman, presentó los cargos poco después del anuncio de la detención de Chauvin y explicó que no lo hizo antes porque no disponía de pruebas suficientes.

El toque de queda fue declarado tras una noche de disturbios, con saqueos y el incendio de una comisaría en Mineápolis, que junto a la vecina Saint Paul, son conocidas como las “Twin Cities” (ciudades gemelas).

Las autoridades de Minneapolis autorizaron este viernes el despliegue de 500 soldados de la Guardia Nacional, en un intento por restablecer el orden luego de que se viviera una tercera noche de disturbios en la ciudad, tras la muerte a manos de la policía de un hombre negro. El despliegue se extendió también a la vecina localidad de St. Paul.

Los miembros de la Guardia Nacional del estado de Minnesota “ofrecerán apoyo a las autoridades civiles con el fin de garantizar la seguridad de las personas y los bienes”, precisaron las autoridades. “Nuestras tropas están entrenadas para proteger la vida, preservar la propiedad y garantizar el derecho de las personas a manifestarse pacíficamente”, dijo el general a cargo de la Guardia Nacional de Minnesota, Jon Jensen.

El objetivo del despliegue es, además, proteger los cuarteles de bomberos, para “asegurarse de que estén en condiciones de responder a los llamados” de emergencia. Los manifestantes, furiosos por la brutalidad policial contra los afroamericanos, saquearon e incendiaron decenas de edificios.

Te puede interesar:

Esposa de Derek Chauvin, policía responsable de la muerte de George Floyd, pide el divorcio

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *