Juez falla a favor de cruceros luego de que una bebé cayó de la ventana

Juez falla a favor de cruceros luego de que una bebé cayó de la ventana

15/07/2021

554617

San Juan, Puerto Rico.- El juicio contra la línea de cruceros Royal Caribbean terminó con el juez fallando a su favor, luego de que una pequeña cayera por la ventana de su barco y muriera. El juez declaró que su abuelo, no la línea de cruceros, fue responsable de su muerte.

Chloe Wiegand estaba en el área de juegos para niños del Freedom of the Seas de Royal Caribbean cuando se cayó por una ventana abierta de 11 pisos sobre un muelle de concreto en San Juan, Puerto Rico. Estaba en los brazos de su abuelo, Salvatore “Sam” Anello, quien la acercó a una ventana abierta.

Te podría interesar: Abuelo recibe libertad condicional luego de asesinar a su nieta accidentalmente

Anello se declaró culpable de homicidio negligente el año pasado. Fue sentenciado a tres años de libertad condicional en su estado natal de Indiana.

Tras recibir su sentencia en febrero, Anello emitió un comunicado en el que decía que sentía “una mezcla de rabia y alivio”.

Juez falla a favor de cruceros luego de que una bebé cayó de la ventana

“Estoy enojado con Royal Caribbean porque está claro que estas ventanas nunca debieron haber sido abiertas en primer lugar”, declaró el hombre.

Insistió en que en los hoteles o edificios de gran altura las ventanas de los pisos superiores no pueden abrirse mucho, pero en el crucero sí. Además insistió en que siempre creyó que la ventana estaba cerrada.

En respuesta, Royal Caribbean ha publicado imágenes de vigilancia que parecen mostrar a Anello asomándose por la ventana antes del incidente, lo que indica que se dio cuenta de que estaba abierta.

En su fallo, el juez de distrito de los Estados Unidos, Donald Graham, se puso del lado de Royal Caribbean.

“El Sr. Anello extendió la mano frente a él y no sintió ningún vidrio en la ventana que se abría antes de extender a la difunta hacia la ventana”, escribió Graham. “Una persona razonable a través del uso ordinario de sus sentidos habría sabido de los peligros asociados con la conducta del Sr. Anello. En consecuencia, el acusado no tenía el deber de advertirlo”.

Los abogados de la familia dicen que apelarán el fallo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *