Muere por trasplante de pulmón, donador tenía COVID-19

Muere por trasplante de pulmón, donador tenía COVID-19

21/02/2021

429986

Una mujer de Michigan contrajo COVID-19 y murió el otoño pasado después de recibir un trasplante de doble pulmón de un donante que resultó tener el virus, según un estudio.

El incidente puede ser el primer caso probado en los Estados Unidos en el que el coronavirus se transmitió a través de un trasplante de órganos, dicen los investigadores en un informe publicado por el American Journal of Transplantation.

Te podría interesar: Abuelita festejaba su vacuna Covid y murió atropellada por su hija

“Absolutamente no hubiéramos usado los pulmones si hubiéramos tenido una prueba COVID positiva”, dijo el Dr. Daniel Kaul, director del Servicio de Enfermedades Infecciosas de Trasplantes de la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan y uno de los coautores del estudio, dijo a Kaiser Health News.

“Todos los exámenes que normalmente hacemos y podemos hacer, lo hicimos ”, agregó Kaul.

El donante era una mujer del Medio Oeste Superior que murió después de sufrir una lesión cerebral grave en un accidente automovilístico.

El receptor tenía enfermedad pulmonar obstructiva crónica y fue operado en el Hospital Universitario de Ann Arbor.

Las muestras de nariz y garganta recolectadas del donante y del receptor dieron negativo para COVID-19.

Sin embargo, tres días después del trasplante de pulmón, la mujer desarrolló fiebre alta, presión arterial baja, respiración agitada y una infección pulmonar, según los investigadores.

Los médicos decidieron realizar la prueba de COVID-19 después de que la mujer entrara en shock séptico. También se analizaron los líquidos extraídos de los pulmones y los resultados fueron positivos.

“Se desconoce si el donante tuvo alguna exposición reciente a personas que se sabe o se sospecha que están infectadas con el SARS-CoV-2”.

Cuatro días después de la operación, un cirujano que había manipulado los pulmones del donante también dio positivo por el virus, pero luego se recuperó.

Mientras tanto, el receptor del trasplante se deterioró rápidamente. Murió 61 días después de la cirugía.

Kaul concluyó que el caso de Michigan demuestra que es necesario realizar un muestreo más extenso de órganos antes de la cirugía de trasplante, especialmente en las regiones donde hay más casos de COVID-19.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *