Sicarios desaparecen con cocodrilos a traficantes de órganos

Sicarios desaparecen con cocodrilos a traficantes de órganos

24/03/2021

459946

Sicarios desaparecen con cocodrilos a una pareja de traficantes de órganos, al ser descubiertos con niños desaparecidos.

Ocurrió en noviembre, pero del año del 2012, en Tepalcatepec del estado de Michoacán.

Sicarios pertenecientes a los caballeros templarios descubrieron a un traficante de órganos, el cual en una camioneta Van llevaba a varios niños.

A pesar de los años todavía no se tiene información oficial, pero cuentan que los aventaron a los cocodrilos.

Los hechos se presentaron cuando la “Coquena”, un halcón de los Caballeros Templarios, detectó la camioneta sospechosa.

Iba a altas horas de la madrugada, por ello la detuvo, pues a esas horas, solo ellos tenían permiso de salir.

Al momento de interrogar al conductor, iba con su esposa y comentó que se dirigía a la Isla.

Pero en Tepeque y sus alrededores no existe ninguna isla o lugar conocido de esa manera.

Además, la camioneta tenía placas del Distrito Federal, lo que también llamaba la atención.

Y es que todos los sicarios del cártel de Michoacán traen vehículos del año, de los más recientes y con placas de Michoacán o sin placas.

Ante estas sospechas, la esposa del hombre encañonó a los integrantes de la camioneta; Mientras revisaban la camioneta.

Y fue cuando encontró un cajón frigorífico grande, cerrado con candados y conectado a la corriente de la camioneta.

Por lo cual esto levantó sospechas de la “Coquena” y le pidió que bajara de la camioneta para abrir el cajón.

Cuando abrieron el cajón se encontraron a cinco niños de entre siete y nueve años de edad y de ambos sexos.

Los cuales estaban envueltos en cobijas, amoratados por el frío, todos con el mismo tipo de uniforme, del mismo colegio.

Ante este descubrimiento la “Coquena” avisó a su jefe de plaza para que éste, a su vez, les informara a los altos mandos.

Afortunadamente uno de los niños se sabía el teléfono de su mamá; Así que la “Coquena” localizó a cada uno de los papás.

Cada uno de sus niños fue llevado a Tepeque en donde los papás los recogieron.

Después de las investigaciones realizadas se supo que esta pareja se robaba a los niños de colegios para venderlos en partes.

Ese pedido lo entregarían a su comparador en la isla de La Palma, en el depósito de contenedores de barcos del puerto Lázaro Cárdenas.

La acción de la “Coquena” fue aplaudida por los habitantes del lugar; Pero dos meses después murió en un enfrentamiento.

Se sabe que los responsables, la pareja, fue aventada a los cocodrilos y así desaparecieron.

Te puede interesar: Entre las cebollas llevaban el cargamento de droga

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *