Hombre sobrevive ataque de oso, se encuentra en estado crítico

Hombre sobrevive ataque de oso, se encuentra en estado crítico

21/05/2021

507922

Alaska, Estados Unidos.- Un hombre de Alaska sobrevivió milagrosamente a un ataque de oso pardo que incluyó varios mordiscos en la cabeza, una mandíbula aplastada y una herida cavernosa en el cuero cabelludo, según los informes.

Allen Minish, de 61 años, estaba solo y examinando un terreno para un agente de bienes raíces en una parte remota del estado, cuando notó que el enorme animal caminaba a unos 10 metros de distancia.

“Lo vi y él me vio al mismo tiempo, y fue aterrador”, dijo Minish a The Associated Press por teléfono este miércoles desde su cama de hospital en Anchorage, un día después del espantoso ataque.

Te podría interesar: Oso agujera malla protectora para meterse a piscina de una casa

Sufrió una mandíbula aplastada, una herida en el cuero cabelludo tan profunda que el médico dijo que podía ver huesos, múltiples laceraciones y recibió 100 puntos después de una cirugía de 4 horas y media.

Minish también lleva un parche sobre su ojo derecho gravemente herido.

Dijo que el oso infligió las devastadoras heridas en un ataque que duró menos de 10 segundos la madrugada del martes cerca de la pequeña comunidad de Gulkana, a unas 190 millas al noreste de Anchorage.

Cuando el oso, que Minish dijo que era más grande que los osos negros de 300 libras que había visto antes, cargó contra él, trató de esquivarlo detrás de pequeños abetos. Pero eso no detuvo al animal, que los atravesó en el camino hacia su aterrorizada víctima.

Desesperado, Minish levantó el extremo puntiagudo de su poste de topografía y lo empujó hacia el oso para mantenerlo alejado de él, pero simplemente lo tiró.

“Cuando se abalanzó sobre mí, agarré su mandíbula inferior para alejarlo”, dijo a KTUU que intentó la maniobra “porque si agarras la mandíbula inferior de un perro, no puede morderte”. Pero el oso le agujeró la mano con sus fuertes colmillos. Luego el oso le agarró el cráneo con las manos hasta que por alguna razón decidió detenerse, el hombre cayó al suelo y se puso las manos en la nuca boca abajo y el oso se fue.

Durante días después del ataque estuvo en estado crítico pero ya se encuentra más estable.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *