Tiran una colilla de cigarro por un balcón y queman a un bebe de un mes de nacido

Tiran una colilla de cigarro por un balcón y queman a un bebe de un mes de nacido

Autor:
20/01/2020

66629

Fumar es una adicción que poco a poco nos va consumiendo la salud, empezando con los pulmones y de ahí se derivan más, ya sea el mal aliento, los dientes amarillos por mencionar algunos, cada quien decide con que lastimar su vida, pero en este caso una persona inconsciente, lanzó la colilla de cigarro por un balcón y cayó en la cabeza de un bebe de meses de nacido, por lo que le genero graves quemaduras.

Micaela, de 29 años de edad y el protagonista de esta historia “Milo” caminaban regreso a la casa de la madre de Micaela, habían salido a dar una vuelta por las cercanías, precisamente a un parque del barrio llamado Parque Avellaneda, en la Ciudad de Buenos Aires, la madre traía a su pequeño en carrito muy tranquilamente, cuando de un momento a otro el niño empieza a llorar desconsoladamente.

La madre al darse cuenta de lo sucedido pensó que algún insecto le había picado al niño, por lo que procedió a revisarlo, para su sorpresa, pudo ver que su hijo tenía una colilla de cigarro en la cabeza, rápidamente la quito y pudo darse cuenta que tenía quemada la parte donde esta se encontraba por lo que procedió llevarlo al hospital más cercano.

El menor fue llevado al Hospital Municipal de Quemados, que se encuentra en el barrio porteño de Caballito, donde se encuentra estable.

La madre en su afán de concientizar a la gente y evitar que le pueda suceder a otro pequeño quiso compartir su historia en las redes sociales, para relatar lo sucedido y hacer hincapié de los peligros que es dejar una colilla aun prendida, aparte del daño que generan al medio ambiente.

“Estábamos regresando de la casa de mi mamá, en el barrio de Parque Avellaneda CABA, a sólo cuatro cuadras de mí casa, sobre Av. Directorio al 3900, aproximadamente eran las 22hs. Milo estaba muy despierto, como pocas veces, ya que cuando salimos se suele dormir. Le saque la capota del cochecito para que pueda ver las luces de la calle y tome aire. A los pocos minutos Milo empezó a llorar desconsolado y yo pensé que le había picado algún insecto, lo revisé y no tenía nada.

Estaba todo bastante oscuro, le puse el chupete y peor, un llanto de dolor desgarrador, inmediatamente lo agarré a upa y seguía llorando muy eufórico. Sentí olor a quemado y a cigarrillo apenas me acerqué, observo el coche, tenía quemaduras y un cigarrillo aún encendido en el asiento del bebé”, prosigue el relato.

Estábamos solos porque mí pareja había salido, así que llamé a mis papás quienes urgentemente nos trasladaron al instituto del quemado en Caballito CABA, nos atendieron al instante, muy afectuosos, y nos dieron tratamiento.

 

Te podría interesar: Bebé casi muere ahogado después de ser amamantado por su madre

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *