El propósito de un perro

El propósito de un perro

25/05/2021

63428

Siendo yo médico veterinario, fui llamado para examinar a un Sabueso Irlandés, de 10 años de edad, llamado “Belker”. Los dueños del perro, Ron, su esposa Lisa y su pequeño Shane, estaban muy apegados a “Belker”, y  esperaban un milagro. Examiné a “Belker” y descubrí que se estaba muriendo de cáncer. Dije a su familia que no podíamos hacer más nada por él y me ofrecí para llevar cabo el procedimiento de eutanasia en su casa.

Hicimos los arreglos necesarios, Ron y Lisa dijeron que sería buena idea que el niño de seis años observara el suceso. Sintieron que podría aprender algo de esa dolorosa experiencia.

Al día siguiente, sentí la familiar sensación en mi garganta cuando “Belker” fue rodeado por la familia. El niño se veía tranquilo, acariciaba al perro por última vez, y yo me preguntaba si él comprendía lo que estaba pasando. En unos cuantos minutos el perrito se quedó dormido pacíficamente para ya no despertar.

El pequeño niño pareció aceptar la transición de “Belker” sin ninguna dificultad o confusión.

Nos sentamos todos por un momento preguntándonos el por qué del lamentable hecho de que la vida de las mascotas sea más corta que la de los humanos.

Él, que había estado escuchando atentamente, dijo: ”Yo sé por qué.”

Sorprendidos, todos volteamos a mirarlo. Lo que dijo a continuación fue lo más maravilloso que había escuchado en mi vida, no me esperaba una explicación más reconfortante que ésta.

En ese momento, cambió mi forma de ver la vida.

Te podría interesar: La cicatriz de mi madre

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *