Piénsalo bien

Piénsalo bien

Autor:
19/02/2021

426735

Querida Ann: Mi novia y yo estamos terminando la preparatoria. Ella tuvo un retraso en su periodo el mes pasado, y nos llevamos el susto de nuestra vida.  Gracias a Dios que ella no está embarazada. Reflexioné, y me hice las siguientes preguntas:

1.- ¿Le gustan a ella los niños? (No, no los soporta)
2.- ¿Desea ella quiere casarse? (Si, porque le encantaría ya no tener que hacerle caso a sus papás)
3.- ¿Es ella inmadura? (Si, es impaciente y muchas veces no considera las consecuencias de sus decisiones
impetuosas)
4.- ¿Está lista para bajarle a la pachanga? Fiestas, bailes, salidas con los amigos, etcétera (¡Absolutamente NO!)
5.- ¿Está lista para cambiar pañales, cocinar, ser ama de casa? (Ni pensarlo)

Luego, me hice las siguientes preguntas acerca de mí:

1.- ¿Me gustan los niños? (Solo si son de alguien más)
2.- ¿Me quiero casar? (No en los próximos 15 años)
3.- ¿Estoy listo para apaciguarme y quedarme un viernes o sabado por la noche con mi esposa e hijos? (¡NO!)
4.- ¿Estoy listo para pagar renta, aseguradoras, auto, recibos de servicios, dentista, pediatra, escuelas? (Ni siquiera tengo trabajo, aún estoy estudiando la preparatoria!)
5.- ¿Soy maduro lo suficientemente como para ser un buen padre? (No lo creo)
6.- ¿Qué dirían mis padres si les dijera que mi novia está embarazada? (Es una pesadilla, ni lo quiero imaginar)

Tengo 17, y mi novia 16. Cada vez que andamos demasiado cariñosos, nos detenemos y leemos esta lista de preguntas. Créanme, eso enfriará las cosas más pronto de que lo imaginan.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *