Bajar tu consumo de sal podría ayudar a tus bacterias a protegerte

Bajar tu consumo de sal podría ayudar a tus bacterias a protegerte

09/06/2020

184768

No es ningún secreto que los mexicanos tienden a comer una dieta alta en sal, algo que los funcionarios de salud han estado alentando al público a cambiar a la luz de los riesgos para la salud asociados, así el bajar tu consumo de sal podría ayudar a tus bacterías.

Aunque comer grandes cantidades de sodio es mejor conocido como una actividad riesgosa para las personas que sufren de presión arterial alta, un nuevo estudio advierte que también tiene un impacto en las bacterias intestinales beneficiosas.

Te podría interesar: “365 DNI” la nueva película de Netflix, genera controversia por romantizar el secuestro

Las bacterias beneficiosas que se encuentran en el intestino y la boca se han relacionado con una serie de efectos positivos para la salud, incluida la disminución de la presión arterial, mejoras en la inflamación, efectos protectores sobre la salud del cerebro, menores riesgos de desarrollar ciertos tipos de cáncer y más. Al mismo tiempo, muchos estudios han encontrado que ciertos alimentos, hábitos alimenticios y sustancias dañan el microbioma intestinal, poniendo en riesgo aspectos de la salud.

Un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Augusta de Georgia encontró que los adultos, y particularmente las mujeres, que redujeron su consumo de sal para mejorar la presión arterial alta también experimentaron mejoras en la salud de las bacterias intestinales. La investigación involucró a 145 adultos que tenían presión arterial alta no tratada, cada uno de los cuales tenía la tarea de consumir alrededor de los 2,3 gramos de sodio recomendados por día.

Después de seis semanas, los científicos notaron que estos participantes tenían niveles más altos de ácidos grasos de cadena corta en la sangre, lo que indica que sus bacterias intestinales habían experimentado mejoras en la salud. La reducción en la sal de la dieta también resultó en una presión arterial más baja, cuyo efecto se debe al menos en parte a las mejoras en la salud del microbioma intestinal.

Según el estudio, se descubrió que los ocho ácidos grasos de cadena corta eran más altos en la sangre de los participantes que comían una dieta baja en sal. Según los investigadores, el vínculo entre los niveles de SCFA y la disminución de la presión arterial y el aumento de la flexibilidad de los vasos sanguíneos fue consistente, y se observaron las mejoras más dramáticas en las participantes femeninas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *