¿Cómo ayudar a un familiar que sufre ansiedad? Aquí te damos algunos consejos

¿Cómo ayudar a un familiar que sufre ansiedad? Aquí te damos algunos consejos

Autor:
11/01/2021

390631

-La ansiedad es una enfermedad que irrumpe en el estado de ánimo de las personas y es más común de lo que creemos, por eso hay que ser empáticos con quienes la padecen.

La ansiedad puede derivarse de muchas causas y tiene sus raíces en diversos problemas de la sociedad; desde el estrés, las deudas, el duelo al perder a un ser querido e incluso de nacimiento.

Es importante acudir con un profesional de la salud mental si esta sensación es constante o aguda; pero, ¿Cómo ayudar a un familiar que padece este problema sin parecer indiferente?

Consejos para apoyar a tu ser querido que sufre de estos ataques

1.- No le digas que se calme

Este tipo de indicaciones son totalmente contraproducentes; si la persona pudiera calmarse solo con quererlo lo haría de inmediato y no estaría pasando por la crisis.

De este modo, animar a una persona con ansiedad a intentar bloquear ese sentimiento la lleva a frustrarse aún más por no poder eliminar inmediatamente esa clase de contenidos mentales.

2.- Déjale espacio pero ofrécele ayuda

Puede ser de ayuda el intentar que mantengan el contacto ocular contigo, y ayudarles en focalizar la atención en aspectos como tu propia respiración con el fin de imitarla.

También se les puede intentar distraer de otras maneras, como por ejemplo hablándoles para que se concentren en lo que les estamos diciendo en vez de en los síntomas.

4.- Intenta ayudarle a hacer respiraciones profundas

Una de las estrategias que puede ser de utilidad para ayudar a una persona en plena crisis de ansiedad es la de ayudarla a controlar su respiración; dado que en dichas crisis uno de los principales síntomas es la existencia de hiperventilación.

Puede ser de utilidad intentar hacer que la otra persona te preste atención e intentar hacerle una respiración profunda.

5.- Recuérdale que la ansiedad termina pasando

Intenta recordarle que a pesar de que las sensaciones son muy intensas y aversivas; estas crisis no son peligrosas para su vida, y que poco a poco sus síntomas van a ir desapareciendo.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *