Los mejores tés para calmar la gastritis

Los mejores tés para calmar la gastritis

02/01/2021

383638

Entre la herbolaria mexicana hay diversos tés que podrían ser de ayuda para calmar la gastritis. Esta enfermedad, gastritis es un término que sirve para englobar a diferentes padecimientos, y aquí te enlistamos algunos tés que podrían resultar de beneficio.

Los padecimientos englobados en la gastritis se caracterizan por causar inflamación del revestimiento estomacal. Según los expertos en salud, generalmente se origina cuando existe una gran cantidad de ácido clorhídrico.

Esta enfermedad comúnmente es más propensa entre los 20 y 55 años, y en mujeres más que en hombres.

Te recomendamos: Baja de peso en año nuevo con estos consejos

Desafortunadamente la gastritis puede durar más tiempo de lo esperado. Aunque también en algunos casos se trata de una enfermedad alojada en el cuerpo solo por un corto período tiempo. Y es que hay gastritis aguda y gastritis crónica.

Son diversas las causas, entre las cuales destacan el beber alcohol en exceso, fumar, o por sufrir infecciones por una bacteria llamada Helicobacter pylori que se trasmite de persona a persona.

Por otro lado, son diversos los síntomas de alerta sobre el padecimiento. Primeramente se manifiesta con ardor en el esófago, dolor punzante del estómago, heces negras, hueco en la boca del estómago, indigestión, náuseas y vómitos.

Tés para calmar la gastritis 

Manzanilla
Una de las flores más reconocidas del herbario popular y la opción más elegida al momento de calmar la gastritis. Hipócrates la aconsejaba para las afecciones oculares, cálculos, fiebre, o ictericia.

Boldo
El boldo posee propiedades digestivas. Puedes beber una infusión tibia entre 20 y 30 minutos después de comer para calmar los síntomas de la gastritis.

Regaliz
Además de un aspecto peculiar, el regaliz se destaca por su dulce sabor. Posee muchos efectos beneficiosos, especialmente cuando de digestión se trata, ya que es rico en flavonoides, vitaminas, hierro, magnesio, potasio, zinc y fitonutrientes esenciales, como timol, fenol, o quercetina.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *