Expresa tu amor propio en la cama

Expresa tu amor propio en la cama

21/08/2020

2782

¿Hace cuánto tiempo que no te masturbas? Espero que la respuesta no sea que “hace tanto que ya ni te acuerdas”, porque definitivamente consentirte en el ámbito sexual es algo que debes hacer muy frecuentemente.

Para que masturbarte sea mucho más divertido y placentero, aquí te dejamos algunas posiciones sexuales que definitivamente debes animarte a probar lo más pronto posible.

– La curva de la pared

¿Por qué funciona? Masturbarte contra la pared es bueno porque la sangre se precipita a tus genitales mientras estás de pie, lo que ayuda a mejorar los orgasmos.

¿Cómo hacerlo? Párate frente a la pared, coloca una de tus manos en esta y abre las piernas ligeramente. Inclínate hacia adelante (formando una ‘L’), usa la mano que tienes libre para alcanzar tu clítoris y comenzar a darte placer.

– Perrito a solas

¿Por qué funciona? Esta posición es muy efectiva para la masturbación ya que te permite alcanzar diferentes ángulos de tus clítoris a diferentes presiones.

¿Cómo hacerlo? Colócate en cuatro, usa una mano para mantener el equilibrio y la otra para consentirte. Para más placer, puedes utilizar un vibrador. Recuerda mover tu espalda a diferentes alturas para que tengas mayor alcance.

– Doble circulo

¿Por qué funciona? Gracias a esta postura podrás utilizar tus dos manos para masajear tu zona intima completamente. El placer te llevará a un gran orgasmo.

¿Cómo hacerlo? Acuéstate boca arriba y abre las piernas. Ahora, alza una de ellas, pasa la mano del mismo lado por debajo, de tal manera que sus dedos alcancen tu zona íntima. Lleva la otra mano a tu clítoris. Una vez así, procede a masturbarte a tu antojo.

– Sobre tus rodillas

¿Por qué funciona? Esta será la postura perfecta para disfrutarte y aprovechar al máximo el juguete sexual de tu elección, incluso puede ser una almohada.

¿Cómo hacerlo? Coloca el vibrador o tu almohada en tu cama. Tú ubícate encima de él, arrodillada, pero con las piernas abiertas y las manos apoyadas en la superficie. Una vez así, comienza a balancearte y a disfrutar de la masturbación.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *