Diego Santoy ganó un amparo en el cual se anula la condena que se pretendía se le fuera impuesta de 138 años