A como nos dejaron el país, poquito es mucho

A como nos dejaron el país, poquito es mucho

Autor:
28/05/2021

513599

Por: Gilberto Jiménez Carrillo

Hace unos días, le pregunté al propietario de un negocio de vidrios cercano a mi domicilio, por quien iba a votar el 6 de junio. Sin dudarlo un instante me contestó que por el partido de López Obrador. Le hice una segunda pregunta, esta vez relacionada con los motivos de su elección, a lo que una vez más y sin pensarlo dos veces, me respondió que en anteriores gobiernos las pensiones que recibían las personas de la tercera edad, apenas alcanzaba para mal comer, pero desde que AMLO se convirtió en presidente y aumentó considerablemente el monto del apoyo económico, ya van a su negocio a comprar el vidrio de la cocina o del baño que tenían años que no ponían, pues era la sopa, los frijoles y las tortillas o los vidrios.

Continua su reflexión basada en que no debemos de olvidar que López Obrador ha hecho cosas impensables, pues este comerciante de vidrios en pequeño se da cuenta que se eliminaron los guardias presidenciales, que el salario mínimo creció como nunca, que el combate al huachicoleo es una realidad y que ya no se les da pensión a los expresidentes. Este ciudadano está convencido que gracias a estos ahorros es posible darle un peso o dos más a los jóvenes y a los adultos mayores.

“Es poquito”, -termina diciendo-, “pero es mucho, porque antes ni poquito daban, todo desaparecía y se lo robaban”.

Esa es la lógica de un mexicano que todos los días se esfuerza por salir adelante con un modesto comercio, este individuo basa sus observaciones a partir de una situación que le consta, pues desde que inició el actual Gobierno federal, le va mejor en su negocio. Al terminar diciendo mi vecino que debemos de estar conscientes que es imposible cambiar el país en un sexenio y a como nos dejaron el país, lo que se está haciendo es poquito a poquito, pero ese poquito es mucho, por eso el próximo Gobierno deber de ser de Morena, para que el próximo presidente trabaje sobre los buenos cimientos que dejará López Obrador cuando concluya su periodo.

Una reflexión sencilla, pero que encierra muchas verdades, una de ellas es que, a pesar de las constantes críticas, tenemos un Gobierno bien equilibrado que va evolucionando positivamente conforme transcurre el tiempo, pues la reconstrucción de un sistema confiable y previsible determina -en buena medida- el desarrollo económico y, mucho más que eso, la resolución de buena parte de los problemas estructurales que nos acompañan desde hace varias décadas.

Todos sabemos que nos dejaron un país en ruinas, en escombros, pero a pesar de ello el Gobierno avanza y no descansa, planteándole a la sociedad medidas eficientes y nuevos programas que tienden a construir un futuro más definido. Debemos entender que las políticas o forma de Gobierno del presidente López Obrador no están dirigidas a cambiar el modelo económico, sino a desbloquearlo de trabas como la excesiva influencia de grupos económicos, la evasión fiscal, la corrupción y las desigualdades sociales.

Con esos propósitos, y medidas redistributivas, llegará un momento en que los avances en la reducción de las desigualdades sociales, permitan el crecimiento del país. El 1 de diciembre del 2018 terminó un perverso ciclo de penurias que dejaron a México hundido en el subdesarrollo. Por eso le doy la razón al vidriero, poquito es mucho y mejor aún, el México que deseamos y aspiramos apenas comienza.

Email:[email protected]

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *