A Dolores Padierna, donde la pongan

A Dolores Padierna, donde la pongan

Autor:
30/03/2021

464904

Por: Gilberto Jiménez Carrillo

El adjetivo aguerrido permite calificar a aquel que está bien preparado para participar en una batalla. Por extensión, el término se utiliza para calificar a la persona que tiene experiencia en competiciones o que muestra una tendencia a imponerse en caso de conflicto. En el ámbito de la política, se suele decir que un dirigente es aguerrido cuando defiende sus ideas con compromiso y pasión. Lamentablemente, en México, la mayoría de las mujeres que sufren y acaban agotadas, que «guerrean» con la vida para hacerse un hueco y muestran su talento, incluso dándolo todo, no llegan a sus metas.

Las mujeres en nuestro país dan mucho y reciben poco. Mujeres que por la noche cuando se acuestan están exhaustas y tienen la sensación de tragarse los días sin vivirlos y desperdiciar momentos. Mujeres asustadas que a pesar del miedo se levantan cada día para seguir adelante, incluso cuando pierden la esperanza porque la vida les araña, les duele, les pone la zancadilla. Solamente las mujeres aguerridas son capaces de superar ciertas pruebas a las que los somete la vida.

La incansable Licenciada Dolores Padierna ha dedicado muchos años de su vida a la política. Incansable porque lleva muchos años dando la batalla por mejorar el mundo en que vive, su entorno. Primero en la Universidad, después en la militancia y dirigencia del Partido Mexicano de los Trabajadores y posteriormente en el casi extinto PRD. Dio la batalla en la Asamblea de Representantes del Distrito Federal, igual en su actuación como senadora, jefa delegacional y funcionaria pública. Actualmente como diputada federal representando a Morena, una vez más ha tenido una destacada participación en la Cámara.

La maestra Dolores Padierna es de las mujeres que no les tiembla el pulso para tomar decisiones. Sus años de experiencia en distintos puestos le han dado madurez suficiente para afrontar nuevos retos. Su carácter aguerrido también le ha ayudado a aprovechar todas las oportunidades. Una mujer valiente no porque no tenga miedo, sino porque a pesar de éste ha decidido seguir adelante. Pésele a quien le pese, la lucha ha sido su rutina constante, su tarea diaria, su recurso, su estrategia.

Por eso, ahora que aspira a ser delegada de Cuauhtémoc, ya aparecieron los ofensores y calumniadores, que ya quisieran tener un 25 por ciento de la experiencia de la Licenciada Padierna Luna. Pero como no tienen ese bagaje, ni lo tendrán jamás, los detractores de la señora se dedican a los más fácil, que es agraviar sin fundamento alguno. No admiten ni asimilen que a Dolores Padierna donde la pongan da resultado.

Dolores Padierna encarna las cualidades y características que definen a la mujer de hoy; segura, fuerte, independiente, valiente, emprendedora y empoderada, por eso es valorada y reconocida por sus contribuciones y sus creaciones. Sus propias acciones han demostrado su capacidad para permanecer en el tiempo, motivo por el cual una vez más saldrá airosa en el nuevo proyecto que se ha planteado. La historia de Dolores Padierna es la historia de una mujer que se animó, lo que jamás alcanzaran a comprender los que la atacan, por ese motivo Dolores Padierna Luna donde la pongan dejará huella, porque donde la pongan es capaz de resolverlo todo. Mujer aguerrida, les dices a todos, con tu amor, aunque muy difícil sea esta vida, que hay que aferrarse a lo mejor.

Email:[email protected]

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *