AMBIENTE POLÍTICO… Entre penachos y Espinos

AMBIENTE POLÍTICO… Entre penachos y Espinos

Autor:
15/10/2020

310430

Por: Eduardo Serrano

La cercanía de Manuel Espino Barrientos con el Presidente de la República es indudable. Más allá de las porras mañaneras que ha recibido del tabasqueño, el político duranguense ha sabido ganarse un lugar en el Gobierno de la Cuarta Transformación, gracias a su desempeño al frente del Servicio de Protección Federal. Recordemos que hace algunas semanas, firmó en Durango un convenio de colaboración con el Congreso del Estado, a fin de llevar a cabo el reclutamiento de mil 200 jóvenes que ocuparán esas mismas plazas federales en los 39 municipios. Sin embargo, cada vez que se habla de Espino Barrientos, inevitablemente genera ruido en el Ambiente Político, ya que se acerca la posibilidad de ocupar el espacio que tarde o temprano deje acéfalo Alfonso Durazo ante su inminente incursión en el proceso de renovación gubernamental en Sonora, estado en el que, por cierto, Manuel Espino también echó raíces políticas, así como lo ha hecho en Chihuahua y en su natal Durango.

Las grillas internas, desde luego, no tardarán en dejarse sentir, tal como sucedió cuando el líder de Ruta 5 sonó con fuerza para ocupar el cargo de superdelegado en Durango, situación que despertó la unidad muy, pero muy oculta entre las legisladoras federales quienes de inmediato fueron a tocar las puertas de Palacio Nacional, no para gestionar recursos ni para discutir la viabilidad de proyectos para los duranguenses, sino para cerrarle el paso a Manuel Espino, con tal efectividad, que ya la quisiera el primer Mandatario en la señora Gutiérrez a quien envió a traerse el penacho de Moctezuma, lo que evidentemente no logró, aunque sí despertó pena ajena por la carta entregada al papa Francisco, donde le solicitó que ofreciera disculpas por los abusos cometidos en la conquista, cosa absurda, dado que a su protegido Hugo López-Gatell, por el contrario, hasta lo apapachó luego del regaño que recibió durante su comparecencia en el Senado, al ser cuestionado por las más de 84 mil defunciones por Coronavirus registradas hasta ese momento, donde por cierto, la soberbia de López-Gatell quedó descrita con toda claridad en su rostro.

La sola posibilidad de que Manuel Espino llegue a ocupar un cargo de gran relevancia, lo mete de nuevo en la palestra local, lo cual mueve el ya de por sí muy movido tablero de ajedrez del Ambiente Político en Durango. La tarea de reclutamiento por encima de la de contratación que viene desarrollando Espino, le ha dado confianza al jefe de la 4T, quien le agradeció su buen trabajo para consolidar el Servicio de Protección Federal, por lo que no suena descabellado que le confíe otra tarea -desde luego nada fácil- en el 2022, año electoral que suena a presagio bíblico donde muchos serán los llamados, y pocos los elegidos. El único -gravísimo- problema, es que para llegar a un entendimiento en Morena en la construcción de una ruta de unidad para los procesos 2021 y 2022, continúa viéndose muy lejano, y si a eso le agregamos que el mandamás de la Nación les podría aventar de forma prematura el penacho de Espino, van alborotarse todavía más los danzantes cuatroteístas.

No son pocos los que están atentos a los movimientos que va desarrollando el político duranguense, pues su habilidad para danzar en terrenos escabrosos, ha quedado por demás comprobada. Además, hay tiempo suficiente para fortalecer las estrategias en los temas de seguridad que se le han conferido en todo el país, sin dejar de lado, por supuesto, que también su desempeño bien calificado por el presidente, alimenta la cercanía y buena relación que aún conserva con la clase política -no solo morenista- en Durango. Habrá, por lo tanto, varios que prenderán las veladoras para que Espino Barrientos concilie los esfuerzos de la Cuarta Transformación en esta porción del mapa electoral, así como los habrá también con cirios encendidos para que eso no ocurra, pero, sin duda, tarde o temprano llegará el momento en el que tendrán que elegir, entre penachos… y Espinos.

Twitter: @LaloSerranoZ

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *