AMBIENTE POLÍTICO… Naranja dulce, ¿García Barrón partido?

AMBIENTE POLÍTICO… Naranja dulce, ¿García Barrón partido?

Autor:
15/07/2021

554258

Por: Eduardo Serrano

El Movimiento Ciudadano, en efecto, fue el único partido que en términos reales, creció en su capital político a nivel nacional de acuerdo con los resultados obtenidos el pasado 6 de junio. Ejemplo de ello, fue la voltereta que le dio Samuel García a las tendencias en Nuevo León, pasando del cuarto lugar, a quien venció al poderío cuatroteísta, estrategia que deberá ser estudiada a detalle, para ser replicada en las elecciones que vienen. Los tres millones 450 mil votos obtenidos en las urnas repartidas a lo largo y ancho del país, les han dado un lugar privilegiado en la mesa de negociaciones de los procesos electorales subsecuentes, y desde luego, en el de la sucesión presidencial del 2024, porque, aunque todavía falta que se destapen muchas otras “corcholatas”, lo dulce de las victorias debe saborearse, así como se aguantan los gestos con lo amargo de las derrotas.

Sin embargo, en ese escenario dulce del movimiento naranja a nivel nacional, el emecismo local no debe empalagarse con los triunfos que aquí no ocurrieron, pero tampoco, tirarse al suelo a patalear por el resultado obtenido. Para bien o para mal, el MC ha logrado definir una base electoral que, en el proceso de 2019 con José Ramón Enríquez como mandamás, fue solo un espejismo, dadas las circunstancias en las que se desarrolló dicho proceso y el tipo del mismo, es decir, no se puede comparar la elección a alcaldes con la renovación del Congreso del Estado y la Cámara Baja. El haber conservado el registro y estar aún en litigio la posibilidad de hacerse de una diputación local por la vía plurinominal, es un buen indicador para el Movimiento Naranja en Durango.

Oscar García Barrón, coordinador estatal de Movimiento Ciudadano, ciertamente no entregó los resultados óptimos, o al menos aquellos que creía que estaban en su portafolio como experimentado político. A pesar de todo, el también líder ganadero, logró filtrarse en las hendiduras de una guerra entre dos grandes alianzas, tal como lo hizo el Partido Verde, con Gerardo Villarreal, y Redes Sociales Progresistas con Hugo Rosales Badillo, siendo ahora estos partidos, tres jugadores de la justa electoral que podrán inclinar la balanza. De ahí la importancia de que García Barrón fortalezca al Movimiento Ciudadano a partir de la presencia de Gustavo Lugo, Martha Palencia, Paulina Monreal, Alan González, Toño Mier y Sofia Carriedo, entre otros, con el acompañamiento de Javier Jaramillo y la debida atención de la Coordinación Nacional, y por supuesto, el respaldo de Dante Delgado, su líder moral.

La máxima preocupación para el “Profe” García Barrón, no puede estar, en estos momentos, en su eventual postulación a la máxima magistratura estatal, sino en capitalizar esa adquisición de cuadros -principalmente jóvenes- que han creído en esta oferta política, pero además, debe fijar su mirada en la consolidación de los que se han mantenido en sus filas, dándole identidad y un rostro fresco al Movimiento Ciudadano en la localidad. Sería un gravísimo error que a nivel nacional la Naranja esté “dulce”, y en Durango, García Barrón se encuentre “partido”, dividido entre sus aspiraciones y el sostenimiento de una estructura naciente, a la que le faltan batallas electorales por librar, y donde habrá, seguramente, derrotas por sufrir y triunfos por saborear.

Por: @LaloSerranoZ

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *