AMBIENTE POLÍTICO… Un voto de confianza 

AMBIENTE POLÍTICO… Un voto de confianza 

Autor:
03/06/2021

518021

Por: Eduardo Serrano

Desde el primer minuto de este día se acabaron las campañas electorales. Entramos a una etapa de reflexión, cuyo principal objetivo es que la ciudadanía acuda a las urnas a emitir libremente su voto, con el que habremos de renovar el Congreso del Estado y la Cámara de Diputados. Al margen de lo interesante o no que pudieron ser las campañas, inclusive, haciendo a un lado las ridiculeces que pudimos observar en algunos candidatos durante todo ese periodo, nuestra responsabilidad es contribuir con la democracia. Ciertamente, hay mucho por mejorar en los órganos electorales, sin embargo, no es descalificándolos como podremos avanzar en su perfección, sino participando. El Ambiente Político ahora requiere que le demos un voto de confianza a las instituciones encargadas de organizar también la fase final del proceso electoral, desde la jornada del domingo 6 de junio, hasta que se dé por concluido, al ser desahogadas todas las impugnaciones que lleguen a presentarse.

El clima de inseguridad que impera en gran parte del territorio nacional, y que ha cobrado la vida de por lo menos 34 candidatos, en medio de decenas de atentados, por fortuna, no es lo que se vive en Durango. Las condiciones para acudir a las casillas, y depositar nuestro voto en la urna, son las apropiadas. A pesar de los esfuerzos de algunos malintencionados que andan por ahí, queriendo “meter ruido” para inhibir la participación, la seguridad está garantizada por las autoridades, y en cuanto al ámbito sanitario, los protocolos están bien definidos, a fin de salvaguardar la salud de los votantes. En este aspecto en particular, no hay pretexto para que los jóvenes no acudan a sufragar, dado que, en las casillas, las condiciones de seguridad y sanidad, están muy por encima de lo que se presenta en antros y bares, muy frecuentados por ellos. Por si eso no fuera suficiente, este sector poblacional con su voto, puede ser decisivo para marcar el rumbo del país.

La elección más grande de la historia, requiere ser atendida en su justa dimensión. El abstencionismo no es alternativa, aunque manifieste el sentir de alguna porción del padrón electoral. Con plena conciencia de que deben ser respetadas las preferencias electorales, o la afinidad hacia algún perfil en particular, todos tenemos la obligación de motivar a que acudan a votar los integrantes de nuestra familia y amigos cercanos que cuenten con su credencial de elector y que estén en el listado nominal, ¿y por qué no?, también motivemos a aquellas personas que nos leen, comparten nuestro punto de vista, o difieren con él, a final de cuentas, de lo que se trata es de que juntos le demos forma a la vida democrática de México. Ese mensaje de que, “si no votas, no te quejes”, no es un pase de entrada a la indiferencia, sino un argumento para convertir nuestros reclamos en acciones efectivas. El voto, por lo tanto, es una herramienta eficaz en el combate a la corrupción y en la calificación al desempeño de las autoridades.

Se acerca el día de la “fiesta democrática”, donde tendremos la oportunidad de expresar nuestra voluntad libremente. No habrá encuesta “cuchareada”, ni pronóstico alguno que esté por encima de lo que arroje el escrutinio de cada casilla, en cada sección, en cada distrito local o federal. Los funcionarios de casilla, los representantes de partido que han dedicado las últimas semanas a la preparación para llevar a buen puerto la jornada electoral, y que están dispuestos a jugársela por la democracia, merecen nuestro respeto, así como las y los consejeros del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), y del Instituto Nacional Electoral (INE), que han discutido en largas sesiones, siendo objeto de cualquier cantidad de reclamos, con argumentos o sin ellos, con o sin razón, y sin dejar de lado a las y los magistrados de Tribunal Electoral del Estado de Durango (TEED), dispuestos a dirimir cualquier controversia, a todos ellos, démosles un voto de confianza, este 6 de junio, digámoslo con firmeza y convicción, ¡yo sí voto!

Twitter: @LaloSerranoZ

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *