ANÁLISIS DE ALTURA… En este proceso electoral… solo falta “Sergio el Bailador”

ANÁLISIS DE ALTURA… En este proceso electoral… solo falta “Sergio el Bailador”

Autor:
21/04/2021

483183

Por: Eduardo Ortega Solano

Tal vez por motivo de la pandemia, por lo suigéneris de las alianzas, o simplemente por la falta de prudencia, pero hemos sabido que de las 32 entidades federativas que conforman la República mexicana, están surgiendo candidatos que buscando sobresalir o convertirse en el “non plus ultra” de la política y sintiéndose poseedores de un sobresaliente ingenio o creatividad están logrando tan solo hacer el ridículo, de una forma magistral.

Se vieron los primeros vestigios que estas campañas podrían ser vanas cuando desde Ciudad Juárez, se viralizó un video donde el candidato a diputado del PES, Carlos Mayorga inició su campaña arribando en una carroza fúnebre, y surgiendo de un ataúd. Tampoco han faltado los tópicos de carácter sexual, como el que hace Elva Araceli Alonso González (‘La doc. Alonso’), candidata a la alcaldía del municipio de Escobedo en Nuevo León por el PAN, donde en la plataforma TikTok aparenta ser una “sugar mommy”, también a la doc. Alonzo le parece positivo llevar en su campaña un slogan “alburero” como “Qué se le pare a Escobedo”. Puede ser todavía más vulgar la campaña de un candidato jalisciense, que junto a una imagen de una pareja haciendo alusión a una clara actividad sexual se puede leer: “Que, a Jalisco, le entre la Morena”.

Por supuesto que el 2021 no tiene la exclusividad de candidatos haciendo el ridículo, esto se ha convertido en “usos y costumbres” dentro de varios procesos que han sido protagonizados por algunos miembros de la clase política; recordemos a Purificación Carpinteyro en el entorno de “Matrix”, invitando a elegir la pastilla roja o azul. O a Juan Zepeda candidato del PRD en el Estado de México en el 2017, con el fondo de “Los Vengadores”, enfundado en la armadura de “Iron Man”, preparándose para pelear vs “Thanos” quien representaba la inseguridad. O que decir de Miguel Barbosa rumbo a la gobernatura de Puebla, el cual se convirtió en un “Jedi”, esto en una imagen que compartió en sus redes sociales con el texto: “Estamos ante el despertar de la fuerza, el 4to orden se instaurará en nuestra República, liderados por el gran maestro AMLO”.

Lo antes mencionado, solo corresponde a algunos casos de un gran universo. A diferencia de elecciones pasadas, lo preocupante en este proceso, es que antes eran las excepciones y ahora se convierten en las generalidades. Una parte importante de candidatos; tan solo bailan, cantan, o hacen graciosadas. Suficiente tenemos con que los partidos políticos tratando de obtener votos aun de forma ilegítima, postulen: artistas, cantantes, bailarines, cómicos, luchadores, etc., ahora resulta que tendremos que razonar nuestro sufragio tomando en cuenta cual candidato es más talentoso o quien es capaz de hacer el mayor ridículo.

Y es que el problema real, es la falta de propuestas de los candidatos, pero además cuando prometen algo, frecuentemente está alejado de su ámbito y capacidades, aunque mayoritariamente no mienten de forma voluntaria, la razón es que muchas veces ignoran en qué consiste realmente el trabajo legislativo.

En nuestra entidad federativa, dichos y discursos de candidatos, giran alrededor de López Obrador, y esto se replica por parte de aliados y antagónicos, resaltando o minimizando logos o yerros según convenga, solo de forma esporádica salen de esta retórica. Pero la verdad es que los candidatos a diputados locales en muy poco pueden influir en el panorama federal, respecto al peso que pueden tener los diputados federales, difícilmente influirían en alguna decisión cuatro votos de 500 es irrelevante.

La estrategia debería ser más propuestas y menos ataques, estos tan solo polarizan más, en beneficio de … ya sabes quién, aunque si ese es el objetivo… adelante lo hacen bien.

Twitter: @EduardoOrtegasS

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *