ANÁLISIS DE ALTURA… Rumbo al 6 de junio las huestes de ya sabes quién… aventajan en la contienda

ANÁLISIS DE ALTURA… Rumbo al 6 de junio las huestes de ya sabes quién… aventajan en la contienda

Autor:
31/05/2021

515626

Por: Eduardo Ortega Solano

A siete días del denominado “día D”, las huestes de “ya sabes quién…” aventajan en la contienda, lo mismo en la cámara baja donde se definirán 500 curules, así como en las 15 entidades federativas, que elegirán primer mandatario. Esto según lo precisan las “encuestas” que nos guste o no; siguen siendo el único referente que tenemos, para saber en favor de quien se decantarán los próximos resultados.

Las encuestas son un ejercicio metodológico, que para su ejecución utilizan: matemáticas, estadística, probabilidad, entre otras herramientas más. A pesar que todas las encuestadoras, acertaron en el 2018 respecto al triunfo de AMLO, no existió alguna casa que pudiera prever el margen tan alto de su triunfo, y esto abonó aún más al desprestigio de este ejercicio. Pero en estricta justicia se debe tomar en cuenta que fue una situación extraordinaria, ya que, en las últimas tres elecciones presidenciales, la diferencia nunca fue superior al siete por ciento entre e primero y segundo lugar, pero, de todas formas; las encuestas no fallaron, aunque se pretenda regatear que realmente acertaron.

Es frecuente escuchar “yo no creo en las encuestas” como si se tratara de un dogma de fe, o la verdadera encuesta será el día de las elecciones, coincidentemente estas expresiones no son utilizadas por el puntero o sus simpatizantes. Parte del desdoro que sufren las encuestas, es la forma ilusa, además de tramposa, que algunos candidatos quieren dar a las “encuestas inventadas” por ellos mismos, con el objetivo de generar la percepción, que su proyecto es el ganador, estas no pocas veces son maquiladas en sus casas de campaña, por consejo de sus asesores, este tipo de encuestas por supuesto que si fallan. La mayoría de las encuestas realizadas en Redes Sociales, no son malintencionadas, pero carecen de valor estadístico, son tan solo un divertimento, no tienen metodología, además que se trata de un universo incompleto y sesgado, las redes están formadas por “pares” la mayoría de las que las integran comparten ideas, gustos, y objetivos. Es muy probable que el ganador de una encuesta en redes, sea el favorito de quien la publicó, por ejemplo, una encuesta publicada por López Dóriga, seguramente arrojará un resultado en contra de la Cuarta Transformación (4T) en contra parte si el ejercicio lo hace Epigmenio Ibarra, los resultados serán proporcionalmente inversos.

También las encuestas entre familias y grupos, frecuentemente ocasionan una realidad sesgada, ya que es usual que la mayoría de sus integrantes apoyen a un mismo proyecto y su pequeño universo es el parámetro que utilizan para percibir las preferencias de toda la nación. Y es que nuestro universo por grande que sea no es significativo. El muestreo de una casa encuestadora es entre 600 y 1500 encuestados, pero no se seleccionan de forma discrecional. Pensemos que una persona quiere hacer una encuesta muy certera, y para esto encuesta 20 mil personas en Nayarit, otra persona hace lo mismo en Querétaro, resulta que la primera encuesta arroja el 70 por ciento de aprobación para AMLO, pero la segunda arroja tan solo el 49 por ciento de aprobación, ninguna refleja el promedio nacional, a pesar de ser 20 mil es un muestreo mal hecho, ya que se realizaron en las entidades que más aprueban y desaprueban al presidente.

Una encuesta realizada a mil 500 personas es suficiente si el muestreo es representativo de toda la nación; por ejemplo no se le puede dar el mismo valor a Durango, con el 1.5 por ciento del padrón electoral, que al Estado de México con el padrón más grande del país. En los resultados influye la pregunta, el método (telefónica, domiciliaria, on line, etcétera) el universo, entre algunas cosas más.

No se debe olvidar que las encuestas son fotografías del momento, y el momento cambio después de la tragedia de la línea doce. Sin embargo, las encuestas siguen siendo favorecedoras para Morena y sus aliados, el partido de AMLO, pudiera obtener la mayoría absoluta, y si se queda en “por poquito” con sus aliados la lograría, además estaría muy cerca de la mayoría calificada, ya que no le faltarían más de 15 legisladores para obtenerla. En las gobernaturas obtendrían ocho, tal vez nueve… pero de hoy al día 6 el momento puede cambiar.

Twitter: @EduardoOrtegasS

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *