APUNTES… Declaración de guerra del conservadurismo

APUNTES… Declaración de guerra del conservadurismo

Autor:
27/06/2020

203061

Por: Guillermo Fabela Quiñones

El conservadurismo, que no acepta un elemental avance de la democracia en México, está demostrando su desesperación e impotencia con hechos diversos; van desde actos delictivos hasta tener que solicitar préstamos sin el aval del Gobierno federal. Seguramente, sus asesores habrían pronosticado que para estas fechas, el presidente López Obrador aceptaría las reglas del juego y todo seguiría como en las últimas décadas. Así lo deben haber estimado también los círculos de poder en la Casa Blanca.

Las andanadas de la derecha neofascista contra el régimen de la Cuarta Transformación (4T) están en su apogeo, dado el fracaso de sus expectativas. El Mandatario sigue adelante, aunque por razones tácticas en ocasiones hace un alto a su estrategia de cambios de fondo. Su necesidad de seguir adelante surge del apoyo popular, el cual no ha menguado no obstante los muchos problemas que ha debido enfrentar, como ningún otro jefe del Ejecutivo de la etapa neoliberal. Con todo en contra, lo único que lo sostiene y lo obliga a no claudicar es la confianza del pueblo en que no habrá de traicionarlo.

Las violentas respuestas del conservadurismo son la más clara demostración de que sus intereses espurios están siendo afectados. La alianza que tenían los exmandatarios con organizaciones delictivas, razón por la cual el Estado mexicano fue visto como un ejemplo de “narco-estado”, se manifiesta en el poder que lograron en esa etapa. El imperativo de romper con esa complicidad diabólica lo patentiza el atentado al secretario de Seguridad Ciudadana del Gobierno capitalino. No es casual que se haya producido un día después que López Obrador anunciara su aceptación a entrevistarse con Donald Trump en la Casa Blanca.

Quedó de manifiesto que las organizaciones delictivas cuentan no sólo con armamento disponible gracias a nexos de muy arriba en sexenios anteriores, particularmente en el de Felipe Calderón, sino que están dispuestos a enfrentar al régimen de la 4T hasta donde haya que llegar. Los cárteles que actúan con total impunidad en Guanajuato, Jalisco y Michoacán, tienen varios lustros operando, con una organización sólida respaldada por los sucesivos gobiernos estatales y federales, como ha sido ampliamente documentado por Edgardo Buscaglia, entre otros especialistas en el tema.

La forma en que se realizó el atentado que costó la vida de tres subalternos del principal responsable de la lucha contra la delincuencia en la capital, es una declaración de guerra. Sólo las Fuerzas Armadas tienen la capacidad de enfrentar el reto, de ello no hay duda. Detrás de las organizaciones delictivas hay intereses vitales para el conservadurismo ultra reaccionario, decidido a no perder sus privilegios. Es la última carta que tienen para evitarlo.

Se llegó a un punto en el que no hay vuelta atrás, porque no aceptan que México viva en democracia, que las instituciones del Estado sirvan a todos los mexicanos, y el colmo: que se vean obligados a pagar impuestos y que el Mandatario no se pliegue a sus caprichos, como era la regla no escrita a partir de 1983.

El viaje a Washington es propicio para que el presidente López Obrador fortalezca su Gobierno, no al revés como pretenden hacer creer los voceros de la derecha. Trump no está en condiciones de imponer nada; pretende capitalizar la visita del Mandatario mexicano, a lo cual tampoco puede acceder: En su franja electoral no entran los votantes de origen mexicano. Nunca antes habían sido tan agraviados, en noviembre cobrarán la factura.

[email protected]

Twitter: @VivaVilla_23

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *