APUNTES… Las “corcholatas” vuelven al “mercado”

APUNTES… Las “corcholatas” vuelven al “mercado”

Autor:
15/07/2021

554315

Por: Guillermo Fabela Quiñones

Si por algo pasará a la historia el presidente Andrés Manuel López Obrador, es por su astucia y capacidad táctica para mantenerse delante de sus adversarios. Otros mandatarios (tres o cuatro) se distinguieron por ello, pero no les tocó vivir y enfrentar situaciones de tanta complejidad como las que le tocaron al político tabasqueño en la segunda década del siglo que definirá el futuro de la humanidad. Siempre saca un as en el momento preciso y rompe el juego más intrincado que planean para abollar su sillón.

Así lo acaba de demostrar nuevamente con la metáfora de las “corcholatas”, vocablo en desuso que equivale a tapa de botellas de vidrio, las cuales dieron origen a un destapador especial. Cuando parecía que su sexenio estaba en una encrucijada sin salida, por el incremento de presiones derivadas de su inagotable protagonismo que lo lleva a cometer errores estratégicos, como el enfrentamiento con las clases medias, advertimos que sale del atolladero con su maquiavelismo.

En las semanas, y quizá meses venideros, veremos que la opinión pública se enfrascará en lucubraciones sobre el destape de las “corcholatas”, con la autorización tácita de que se vayan sumando otras “corcholatas”. Mientras tanto, el país seguirá su curso en un mar de contradicciones derivadas del objetivo central de mantener la vigencia del sistema político, en lo sucesivo remozado por la limpieza que necesitaba urgentemente de la basura dejada por ocho décadas de inmovilidad y destrucción de las instituciones, con la promesa de una transformación histórica.

El propio mandatario afirmó que el “destapador” no será él sino el pueblo, a tono con esta declaración el dirigente formal de Morena, Mario Delgado, advirtió que será una encuesta nacional la que sacará a la luz al candidato. Esto no obstante que falta poco más de la mitad del sexenio, lapso que da margen para que suceden factores imprevisibles; más aún cuando nos enfrentamos a una realidad muy dinámica, no sólo en nuestro país sino en el mundo. Esto no importa porque lo primordial para el Ejecutivo es el corto plazo, asegurar los pasos que permitan llegar al día siguiente.

Para él es muy claro el rumbo a seguir, siempre bajo esta premisa, al fin que la visión estratégica la tienen a su cargo los poderes fácticos, nacionales y extranjeros. Su tarea fundamental es consolidar cada paso que se da en el sentido de garantizar la estrategia de un gobierno que tiene un compromiso ineludible con las cúpulas que, quiérase o no, están por encima de los gobiernos. Sí podrá sentar las bases de cambios necesarios, irrenunciables, pero no con el objetivo de que México se libere de la cadena que lo ata a la maquinaria que mueve a la humanidad.

En consecuencia, pasará a la historia en la medida que logre los equilibrios suficientes para que los mexicanos salgamos lo mejor librados de las ambiciones y codicia de los poderes globales, principalmente del que está encima de nosotros y que jamás ha perdido la noción de tener un Destino Manifiesto para regir a su antojo a los pueblos al sur de su frontera. Mientras la Casa Blanca y los intereses de Wall Street no sientan amenazada su hegemonía, permitirán incluso manifestaciones de soberanía, como la que declaró el presidente López Obrador en relación con el derecho del pueblo cubano a protestar contra el criminal bloqueo a la isla.

Lo que no le perdonarían sería que perdiera los hilos de su compromiso de dejar un país estable, con gobernabilidad suficiente para que las riquezas de México se sigan explotando como hasta la fecha, con la menor injerencia posible de intereses europeos o asiáticos. Tampoco le perdonarían que la corrupción volviera a tomar vuelo, como en las pasadas cuatro décadas, ni que se le saliera de su curso el control de las fuerzas políticas radicales. De ahí la importancia de su astucia como arma para lidiar con una clase política que no acepta nuevas reglas de juego.

[email protected]

Twitter: @VivaVilla_23

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *