INE

INE

Autor:
13/01/2021

392361

Por: Emmanuel Salazar 

El Instituto Nacional Electoral ha decidido enfrentar de una vez al presidente Andrés Manuel López Obrador pues ha elaborado un documento para pedir la suspensión de las conferencias de prensa matutinas que emite el ejecutivo federal como parte de la desarticulación de la propaganda electoral en campañas.

Sin embargo, los simpatizantes de López Obrador han lanzado una intensa campaña en redes sociales para descalificar la idea del INE y su presidente Lorenzo Córdova a grado tal que le acusan de fomentar el fraude electoral.

Para el consejero electoral nacional Ciro Murayama, llamar a la suspensión de las conferencias de prensa se ampara en la Constitución pues un artículo de la carta magna prohíbe la propaganda gubernamental en tiempos electorales, ante lo cual los simpatizantes de López Obrador aseguran que la conferencia de prensa es información y no propaganda.

Lo cierto es que, en fechas pasadas, el Presidente emitió declaraciones cargadas de interés político al descalificar por ejemplo la unión del PRI, PAN y PRD en un frente común, y lo ha hecho desde la conferencia de prensa.

Ese tipo de intervencionismo, que tanto critico en su momento López Obrador, y una prueba de ello fue “cállate chachalaca” que se lo dijo a Vicente Fox, cuando este era presidente y había hecho comentarios sobre la campaña del tabasqueño.

Lo que se debería de esperar en un presidente que se jacta de respetar la Ley, en este caso la electoral, es que debería de evitar pronunciarse sobre los temas electorales, pero ha dado muestras de que no será así y que de ser necesario, en caso de que Morena no se mantenga adelante en las preferencias electorales, habrá de intervenir para echarle una mano y lograr retener la Cámara de Diputados que ahora se ha convertido en la joya de la corona.

De esta primera escaramuza se habrá de conocer cómo será el proceso electoral, que se antoja muy desgastante en plena pandemia de COVID-19, que no respeta los tiempos electorales tampoco.

Desde nuestra perspectiva, el Presidente podría mantener su conferencia de prensa, pero tendría que comprometerse a abstenerse seriamente en emitir comentarios que incidan en la elección.

Ojalá y el presidente no se empeñe en mantener sus conferencias matutinas para estar interviniendo en el proceso electoral, pues al menos así cumplirá su intención de evitar entrometerse en los procesos electorales como presidente demócrata que se supone quiere ser recordado.

Twitter: @jemmanuelsr

Te puede interesar: Registros de Morena

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas: