Inician las campañas y la caballada está muy flaca

Inician las campañas y la caballada está muy flaca

Autor:
05/04/2021

469465

Por: Gilberto Jiménez Carrillo

Rubén Figueroa –arrabalero y caciquil gobernador de Guerrero entre 1975 y 1981, secuestrado cien días en plena campaña política por Lucio Cabañas y su guerrilla- debemos la frase “la caballada está flaca”. La usó para referirse a los priistas (no había de otra en aquellos tiempos), que aspiraban a suceder en la presidencia a Luis Echeverría Álvarez. Fiel a su perversidad, el mandatario alentaba los ánimos de varios miembros de su gabinete, a quienes metió en una especie de palenque para divertirse mientras se desplumaban. En ese marco, un reportero visitó Guerrero, donde el gobernador Figueroa era considerado uno de los políticos más influyentes del PRI. Le hizo una entrevista y obtuvo del cacique una de las frases más famosas en la política mexicana: “La caballada está flaca”, dijo, en referencia a la inexperiencia política de los tapados.

Este lunes, 4 de abril, arrancaron las campañas electorales en quince estados de la Republica. En muy corto tiempo, los candidatos a la gubernatura de esas entidades, tendrán que proponer y demostrar que conocen a fondo los problemas que padece su estado para ganar los comicios que se celebrarán el próximo 6 de junio. En lo que va del Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, las descalificaciones, informaciones falsas y medias verdades y manipulación de datos ha sido excesiva. El tufo de las descalificaciones revela que ya arrancó la carrera por la elección intermedia de 2021, donde se votará por 15 gubernaturas, los 500 diputados federales y otros miles de cargos distintos. Será la elección más grande de la historia, donde los inconformes con la 4T apuestan a derrotar al partido en el poder, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Allí se van a jugar el todo por el todo, por lo que no es de extrañar que aumentaran las criticas hasta casi llegar a darles rabia. “Normal”, dice el Presidente.

Todos tienen derecho a soñar y a tener esperanzas. El problema es que los adversarios del gobierno la tienen difícil. Varias encuestas en diarios como ReformaEl Financiero o Expansión, coinciden en que la popularidad de López Obrador está cuesta arriba. La ruta para quienes se afanan en derrocar a López Obrador está muy empinada, porque es indudable que la popularidad presidencial se trasladará a Morena y sus aliados. El PRI, el PAN y el PRD son los partidos convocados por empresarios, académicos, periodistas y líderes religiosos, para crear un supuesto gran frente electoral en 2021.

Pero si el escenario actual se mantiene quién sabe si tengan éxito, sobre todo porque hasta ahora en ninguno de estos partidos hay un líder visible, un personaje capaz de confrontar a la Cuarta Transformación (4T). El oscuro Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa se quiso apoderar de la bandera, pero se tropezó con el juicio a su querido excolaborador, Genaro García Luna, encarcelado en Estados Unidos por colaborar con narcotraficantes. En algún momento se asignó el papel al presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, pero el empresario no consiguió ni siquiera el respaldo de sus compañeros en la cámara empresarial. Y luego surgió el grupo “Sí por México”, promovido por empresarios, pero hasta ahora lo único que han conseguido es conseguir el apoyo de los partidos a quienes, hace unos años, acusaron de corruptos. La caballada, pues, está flaca y desnutrida pero los desesperados equinos ya empezaron a correr.  A ver si les alcanza el aliento.

Email:[email protected]

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas: