LA GRILLA DEL PÁJARO… Consecuencias de los destapes prematuros

LA GRILLA DEL PÁJARO… Consecuencias de los destapes prematuros

Autor:
16/07/2021

555484

Por: Quetzal Herrera

Desde hace unos días que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, diera a conocer una lista de perfiles que podrían sucederlo en Palacio Nacional, las aguas en su partido, Morena, han comenzado a moverse de tal forma que se avizoran algunos “choques de trenes” entre los que tienen mayores posibilidades, pero sin duda el hecho de anticiparse prácticamente a la mitad de este sexenio, traerá algunas consecuencias que posiblemente jueguen en contra de los aspirantes, y hasta del propio instituto político en el proceso electoral del 2024.

De los seis nombres que dio López Obrador, quienes se percibe han iniciado ya con esa ruta son la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y el secretario de relaciones exteriores, Marcelo Ebrard, quienes desde sus respectivos espacios han comenzado a socializar sus aspiraciones, pues de entrada a nadie debe sorprender que la ruta sucesoria pondrá a los mencionados en la “palestra” social y política, lo que por añadidura les traerá un fuerte golpeteo tanto a las acciones que están realizando en este momento, como en su historial político del pasado.

Haciendo un balance de los cargos en los que se encuentran, me parece que quien lleva la delantera sería el canciller Ebrard Casaubón, pues el hecho de no ser el administrador de una ciudad como la capital, llena de problemas y demandas sociales, por ahora lo aíslan de roces políticos difíciles de transitar; en cambio Sheinbaum tiene que ir con más oficio durante los próximos dos años y medio que estará al frente de la Ciudad de México, y tendrá que hacerse de un equipo que le ayude a ir librando las crisis que en un futuro inmediato tenga, en muchas de las ocasiones ocasionadas por situaciones externas; por el contrario el secretario de relaciones exteriores estará lejos de este tipo de problemáticas que son constantes en los gobiernos.

En cuanto a la movilidad a lo largo y ancho del territorio nacional, me parece que también Marcelo Ebrard llevará algo de ventaja, pues bajo el pretexto de su responsabilidad bien podría crear algunas estrategias que le permitan visitar las entidades, como lo ha venido haciendo estos casi tres años del sexenio, y con ello armar los equipos que le acompañarán en sus aspiraciones, pues de haber las famosas encuestas que hace Morena, tener mayor penetración con las familias mexicanas; y en el caso de Sheinbaum creo que las mismas responsabilidades le impedirían esa presencia territorial.

Sin embargo, creo que un primer mensaje del presidente al mencionar a los posibles, la jefa de gobierno fue la primera, aunado a que en situaciones que ha atravesado, como el tema de la línea 12, López Obrador salió “al quite” defendiendo su gestión, incluso se acordó que toda la información relacionada con la investigación la daría él mismo, desde sus “mañaneras”, lo que en automático le quitó a ella mucho peso respecto a los señalamientos por la falta de mantenimiento.

Lo más importante que considero, es que derivado de estas aspiraciones una consecuencia grave, que redituará en su trabajo, es que es probable que parte de su tiempo lo dediquen al 2024, y no precisamente a la responsabilidad que en uno de los casos le otorgaron los capitalinos, y por el otro el propio jefe del ejecutivo. Nadie está en contra de que aspiren, pero sí debemos señalar cuando no hagan la función que desempeñan, por pensar solo en Palacio Nacional.

Twitter: @Quetzalh

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *